El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha pasado este lunes por el Parlament de Cataluña para comparecer en la comisión que investiga el fiasco del proyecto Castor. Ha sido una sesión bronca, entorpecida por el sistema de comparecencias de la comisión, que no permite el método de pregunta-respuesta, y en la que el empresario ha escuchado duros reproches por parte de la diputada de la CUP María Sirvent, con la que ha acabado protagonizando varias anécdotas.

Tras asegurar que podía responder «poco» porque su conocimiento de la obra comienza cuando empiezan a surgir los primeros problemas geológicos, Florentino Pérez ha tratado de intervenir en varias ocasiones durante las preguntas de los diputados, pese a no tener la palabra. Lo cual ha llevado incluso a leves forcejeos con el presidente de la comisión, Ferrán Civit (ERC), que trataba de apagarle el micro.

El también presidente del Real Madrid ha lamentado tener que escuchar «un mítin» por parte de la diputada cupera María Sirvent, que durante su intervención ha asegurado trabajar por que ACS «no reciba ni un euro público» por parte de la Generalitat y luchar por que Pérez «no ponga sus garras sobre nuestros niños y nuestros mayores».

Me he llevado una gran decepción política por lo que está pasando en Cataluña», ha dicho durante su comparecencia

«En el mítin que me han dado parezco yo un demonio», ha protestado el constructor, que después ha vuelto a enzarzarse con Sirvent cuando la diputada ha mencionado el palco del Santiago Bernabéu y el presunto poder que allí se maneja: «Usted dispone y el resto del mundo obedece».

Ya hacia el final de su intervención, el tono de Florentino Pérez ha sido mucho más distendido y ha acabado bromeando con la diputada independentista. «Con usted ya no sé de qué hablo. ¿De fútbol?», ha comenzado en su último turno, antes de decir que «en el Real Madrid entra todo el mundo: los de Convergència, los de la CUP…pero allí no se hace ningún negocio, dice usted cosas que no son verdad».

Libro dedicado

Pérez ha terminado invitando a Sirvent al palco del estadio del Real Madrid: «Usted está invitada a ir, como han ido diputados de Esquerra o de Podemos que han tenido todo mi cariño y todo mi apoyo», ha dicho, antes de ser nuevamente interrumpido por Civit para pedirle «centrarse en lo que toca, y no en la política de fichajes del Real Madrid».

Justo en ese momento, cuando eran ya cerca de las 7 de la tarde, Pérez ha tratado de abreviar para poder llegar a tiempo al segundo partido de las finales de la Liga Endesa de baloncesto que esta noche (21.00 horas) disputa el Real Madrid contra el Barcelona: «Me tengo que ir, que tenemos partido».

Durante su intervención, Florentino Pérez también se ha referido de soslayo a la situación política en Cataluña. «Yo he ido a todos los mítines de CiU hasta que me hicieron presidente del Real Madrid. Yo luché por que un catalán fuera presidente del Gobierno. Me he llevado una gran decepción política por lo que está pasando en Cataluña», ha subrayado.

Su paso por el Parlament ha finalizado cuando Sirvent se ha acercado a él al final de la comparecencia para entregarle el libro Castor: la bombolla sísmica del periodista Jordi Marsal. El presidente de ACS y del Real Madrid ha intercambiado unas breves palabras con la diputada de la CUP y, tras aceptar el ejemplar, le ha entregado un bolígrafo para que se lo dedicara, cosa que Sirvent ha hecho.