Marta Higueras se postula para liderar Más Madrid en la capital después de perder el consistorio y de que Manuela Carmena haya renunciado a la primera línea política este mismo lunes. La ex concejala de Equidad del Ayuntamiento de Madrid, quien fuera mano derecha de la alcaldesa, no ha esperado ni un día para dar un paso al frente y abrir el debate sobre la sucesión en la plataforma madrileña tras perder el liderazgo de la ex primera edil.

La concejal de Más Madrid, que iba en el número dos de las listas de Carmena, ha adelantado que no renunciará a «liderar el legado de Manuela Carmena», adelantando que pugnará por encabezar la plataforma madrileña que vio la luz el pasado enero. En un mensaje de Twitter, Higueras ha lanzado esta advertencia, señalando que cree «en un proyecto y en la defensa de los derechos». «Por eso estoy en política», ha avanzado. El vacío de la hasta ahora alcaldesa amenaza con abrir una batalla interna en un partido de nueva cuño que no tiene de momento una estructura fuerte para hacer frente a estas disputas.

Antes incluso de las elecciones del 26 de mayo que dieron a Más Madrid una victoria insuficiente para gobernar, Higueras ya había movido ficha para sucederla. En distintas reuniones con altos cargos del Consistorio cercanos a la órbita de Carmena, la mano derecha de la alcaldesa ya había manifestado su intención de tomar las riendas del proyecto en caso de que Carmena diera un paso atrás, tal como ha sucedido. En estos encuentros, según ha podido saber El Independiente, también había manifestado su inquietud por su perfil independiente -no pertenece a ningún partido- y por la posible falta de apoyos internos en la carrera por la sucesión.

La fuerza de Higueras dentro del Consistorio se valía de su cercanía de Carmena, aunque la política. La incógnita ahora es si mantendrá su peso interno en la ausencia de la ex alcaldesa. Higueras es considerada carmenista dentro del Ayuntamiento, aunque el tándem en la Comunidad de Madrid con Iñigo Errejón podría decantar la balanza por voces más próximas al errejonismo como Rita Maestre, que la semana pasada ya abrió la puerta a que hubieran portavocías múltiples en el Consistorio.