Vox ha denunciado este martes que YouTube ha eliminado su canal oficial en la plataforma y ha calificado el hecho de «grave atentado la contra la libertad de expresión y difusión de un partido político».

En su cuenta oficial de Twitter, la formación que lidera Santiago Abascal ha exigido «una explicación» y ha pedido a la plataforma de alojamiento de contenido multimedia que la cuenta de Vox «sea habilitada lo antes posible».

A las pocas horas de ser suspendida, YouTube ha comunicado que la suspensión obedece «a una infracción de derechos de autor» y explica que «cuando un canal acumula tres infracciones» se procede a la suspensión «con previa notificación».

Asimismo, explica que la plataforma «tiene herramientas de administración de derechos de autor para dar a los propietarios de derechos control sobre su contenido en la plataforma» y que cuando el propietario de los derechos notifica que existe un video que ha infringido los derechos de autor, YouTube elimina el contenido «a la mayor brevedad» y suspende «las cuentas de los usuarios que acumulan varias infracciones».

Vox, que pidió a YouTube que la cuenta fuera habilitada nuevamente, ha agradecido en su Twitter «la pronta respuesta» de la plataforma y ha añadido: «Nos mantenemos a la espera de resolver la incidencia».