Al menos 14 personas han muerto por un incendio desatado el lunes en un submarino militar de Rusia que se encontraba en las aguas territoriales del país, según ha informado este martes el Ministerio de Defensa.

Estos 14 marineros han sufrido un envenenamiento por «gases de combustión» resultantes de una explosión, de acuerdo con el comunicado difundido por las autoridades castrenses. El fuego finalmente ha sido extinguido por la tripulación, señala la nota oficial, recogida por la agencia de noticias Sputnik.

Según el ministerio de Defensa ruso, «el 1 de julio se desató un incendio en un submarino diseñado para estudiar el fondo marino para el interés de la Marina Rusa». «Durante las mediciones biométricas, 14 tripulantes murieron como resultado de quemaduras de productos químicos», añade.

«Las causas del incidente se han establecido. La investigación está conducida por el comandante en jefe de la Marina», concluye el comunicado, que especifica que el aparato ya se encuentra de vuelta y bajo investigación en la base naval de Severomorsk, cerca de la frontera entre Rusia y Finlandia.