El Ayuntamiento de Madrid ha indicado este sábado que no reactivará las sanciones en Madrid Central hasta el próximo lunes debido a que el auto se comunicó ayer viernes y a que este fin de semana la mayor parte de esa zona estará cortada al tráfico por la celebración del Orgullo.

Fuentes municipales han informado a Efe de esta decisión, después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid dictaminase ayer la paralización cautelar de la moratoria de las multas en Madrid Central.

La decisión judicial responde al recurso presentado esta misma mañana por Ecologistas en Acción y Greenpeace en nombre de la Plataforma en Defensa de Madrid Central, el proyecto impulsado por el Gobierno de Manuela Carmena, y una de sus banderas políticas, para controlar el acceso de vehículos al centro de la capital y así reducir las emisiones contaminantes.

El magistrado señala que, de no adoptar la suspensión cautelar, se perdería la «finalidad legítima al recurso», dado que «se habría producido una evidente emisión de gases contaminantes» en la zona de Madrid Central a causa de «la entrada de vehículos contaminantes no autorizados, que al no ser sancionados durante el periodo de aviso entrarán sin limitación ni control alguno».

El juez no se pronuncia sobre el fondo del asunto, lo que hará en pieza separada más adelante, pero sí apunta que a las corporaciones locales les corresponde el control de las actividades susceptibles de afectar al medio ambiente y «adoptar de forma eficaz las medidas necesarias y suficientes para impedir la persistencia de aquella contaminación».

También deben proteger otros valores, relacionados con el derecho a un medio ambiente adecuado, como es el derecho a la salud, añade.