Política

Los líderes de Cs, desalojados del Orgullo: "Ha sido un día de infamia"

La formación naranja, increpada y torpedeada durante su participación en la marcha, ha culpado a PSOE y Podemos "por alimentar el odio a los votantes de Ciudadanos".

logo
Los líderes de Cs, desalojados del Orgullo: "Ha sido un día de infamia"
Representantes de Ciudadanos, con Arrimadas, Villacís y Aguado al frente, durante el Orgullo 2019.

Representantes de Ciudadanos, con Arrimadas, Villacís y Aguado al frente, durante el Orgullo 2019. EFE

Resumen:

La tarde comenzó convulsa para Ciudadanos. Algunos políticos, como la portavoz del comité ejecutivo, Inés Arrimadas, o el portavoz regional, Ignacio Aguado, decidieron acudir como representación de su partido a la manifestación por el Orgullo LGTBI en Madrid, después de haber sido vetados por la misma organización. Tras ser recibidos con gritos de ‘fuera’ e ‘hipócritas’ y ver bloqueado su paso por algunos manifestantes, los naranjas, con Arrimadas al frente, abandonaron la fiesta escoltados por policías y culpando a PSOE y Podemos por «alimentar el odio a los votantes de Ciudadanos».

La celebración, que conmemoraba el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall, reunió a miles de personas, un total de 43 carrozas, banderas del arcoíris y personalidades políticas. Sin embargo, el colectivo LGTB de Madrid, COGAM, ya había afirmado a principios de año que quién pactara o negociara con la «extrema derecha», en alusión a Vox, sería vetado en la marcha. Podían participar, pero sin carrozas ni en pancarta.

Los reproches a Ciudadanos no tardaron en llegar. En torno a las 18:30, justo antes de arrancar el desfile, mientras Arrimadas intervenía ante los medios de comunicación, un grupo reducido de personas gritó consignas como “¡hipócritas!”, “¡fuera!” y “a vosotros sí que se os ve el plumero. Ciudadanos”, según recogieron Europa Press y Telemadrid.

«No se puede defender una cosa en las instituciones y otra en la calle”, defendió Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, explicando que un veto que tiene que ver “con que no se puede blanquear el fascismo”.

Al rato, la tensión aumentó cuando un grupo de manifestantes se colocó en frente de la pancarta de la formación naranja torpedeando su avance. Pasadas las 21 horas, algunos manifestantes llegaron a sentarse delante de los miembros de Cs, con empujones incluidos, según Europa Press. De hecho, los políticos estuvieron bloqueados durante dos horas a la altura del Museo del Prado, según Efe.

No duraría mucho más la participación de Ciudadanos. Pasadas las 22:30, entre abucheos, la policía desalojó al partido político encabezado por Arrimadas. «Hoy es un día de verguenza, ha sido un día de infamia», declaró. «Hay un grupo de fascistas que nos ha pretendido expulsar del Orgullo. Los fascistas que hoy nos han intentado echar no se van a salir con la suya. Quiero hacer una interpelación directa a PSOE y Podemos por alimentar el odio a los votantes de Ciudadanos», manifestó la política.