Inés Arrimadas, la número dos y portavoz de Ciudadanos, ha atacado durante a Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior en funciones, tras el acoso que sufrieron los dirigentes de la formación naranja que participaron en la marcha del Orgullo en Madrid..

Desde su cuenta de Twitter, la dirigente de Cs se ha ensañado este domingo con Marlaska, del que dice que se comporta «como un incendiario irresponsable: el PSOE pone a Cs en la diana y los radicales nos lanzan botellas«.

El ministro en funciones había criticado este sábado a Ciudadanos por «pactar de forma obscena con quien limita derechos LGTBI». «Eso debe tener consecuencias», remachó Marlaska.

Arrimadas le exige al ministro que «dimita si tiene dignidad», antes de afirmar que «no nos han callado los batasunos o los CDR; tampoco lo hará el gobierno sanchista que alimenta el odio contra nuestros votantes».

El PSOE ha expresado este domingo, informa Efe, su condena contra «las infamias que se están vertiendo» sobre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en relación con las celebración del Orgullo 2019 y las críticas de Ciudadanos y PP.

La respuesta del PSOE: «Condenamos las infamias que se están vertiendo sobre el ministro Grande-Marlaska, una persona comprometida»

«Condenamos las infamias que se están vertiendo sobre el ministro Grande-Marlaska, una persona comprometida, valiente y firme defensora de los derechos LGTBI. Un referente para muchos y muchas. Todo nuestro apoyo y cariño, ministro», ha manifestado el PSOE en su cuenta oficial de Twitter.

La Policía Nacional tuvo que escoltar, en la noche de este sábado, a los representantes de Ciudadanos que participaban en la manifestación del Orgullo 2019 para que pudieran abandonarla, después de estar bloqueados durante dos horas a la altura del Museo del Prado por asistentes a la marcha que les han gritado «fuera, fuera» y «esto es lo que pasa por liaros con los fachas».

Los organizadores de la manifestación madrileña no han permitido a Ciudadanos llevar una carroza este año por sus alianzas con Vox para formar gobierno en corporaciones locales y municipales.

Desde el inicio de la manifestación, los representantes de Cs han sido increpados por los asistentes a la marcha, que los han rodeado e impedido que continuaran andando sobre las 20.00 horas.

La retirada de los políticos de la marcha ha sido recibida con aplausos por los asistentes.

«Hoy ha sido un día de vergüenza, hoy ha sido un día de infamia. Nos han intentado agredir, nos han lanzado botellas, nos han lanzado latas, hielos, vasos, de todo, porque hay unos intolerantes que se asemejan mucho a los fascistas de toda la vida que nos han querido expulsar del Orgullo», señaló la portavoz nacional de Ciudadanos y diputada en el Congreso, Inés Arrimadas.

«Todo nuestro apoyo a Ciudadanos. Desde el Partido Popular estaremos siempre a favor del respeto, la igualdad, la tolerancia y la libertad», ha escrito el PP en su cuenta oficial de Twitter.

El secretario general, Teodoro García Egea, ha indicado que no son intolerantes quienes pactan para «bajar impuestos o garantizar la igualdad», sino que lo son «los que no condenan agresiones a representantes públicos».

«Mi apoyo a Inés Arrimadas y a Ciudadanos ante los que creen que la calle es suya», ha señalado el número dos del PP.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha mostrado su «solidaridad» con los diputados de Ciudadanos tras recibir «el ataque de los energúmenos de siempre». Ha exigido la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, «un ministro chavista que justifica a sus matones callejeros y echa la culpa a los agredidos».

«En Vox hemos sufrido agresiones de todo tipo por parte de la izquierda», ha asegurado.

Abascal ha criticado que es «triste» constatar que «los cordones sanitarios y el silencio han animado esas agresiones y alimentado un monstruo totalitario». «Ahora, donde podamos, fuera toda subvención a los violentos y a los amparadores», ha sentenciado.