La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, ha insistido en que su partido no exigió ayer al presidente del Gobierno en funciones la Vicepresidencia de un futuro Ejecutivo de coalición tras fracasar la reunión entre Sánchez e Iglesias. Y ha censurado «la estrategia de partido único» del líder del PSOE. Sin embargo, Montero ha deslizado cierto optimismo ante las voces que aseguran que la semana que viene se va a una investidura fallida.

«Hay que tener en cuenta que a veces tras la tormenta a menudo llega la calma», ha repetido hasta tres veces en la Cadena Ser, en alusión a que la formación morada podría sentarse a negociar un Gobierno con Sánchez «esta misma tarde».

«Pensamos que en 15 días Pedro Sánchez puede ser presidente con un acuerdo de investidura», ha resaltado. La portavoz morada ha censurado «la intención del PSOE de seguir con la estrategia de partido único».

Sobre el veto de la Permanente de la Ejecutiva del PSOE a un gobierno de coalición, Montero ha opinado que «eso» -gobernar en solitario- «querría todo partido pero es que la mayoría no ha votado eso».

Preguntada por las críticas del PSOE de que Unidas Podemos prioriza los sillones, la número dos de Podemos ha sido tajante. «Creo que hemos demostrado sobradamente que no es así», ha dicho. «Respetamos el liderazgo del PSOE, pero la línea roja de un Gobierno monocolor la pone el PSOE. Nos plantean cualquier opción que implica no negociar un Gobierno. Igual que están abiertos a negociar un programa no lo están para una negociación integral».

Y ha puesto en valor que es lo que se hace «en 20» de los 28 países de la Unión Europea, aunque ha reconocido que en el vecino país Portugal los socialistas gobiernan en solitario con apoyo de dos partidos de izquierda.