El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha recordado este jueves la figura de Miguel Ángel Blanco, de cuyo asesinato a manos de la banda terrorista ETA se cumplen 22 años este fin de semana. En el acto homenaje han participado todos los grupos políticos con representación en el consistorio a excepción de Zaragoza en Común. Posteriormente, los concejales de Podemos, que sí han asistido al acto, se han negado a la lectura conjunta de un comunicado elaborado por la Fundación Miguel Ángel Blanco.

Amparo Bella, representante de la formación morada en el Ayuntamiento, ha asegurado que su partido se ha negado a la lectura conjunta del comunicado por «venir impuesto» desde la Fundación y por «no haber sido consensuado entre los grupos municipales». Bella ha justificado que Podemos ha estado presente en el acto de homenaje para mostrar su condena a «todas las formas de violencia», pero no ha accedido a la lectura conjunta del manifiesto por no compartirlo «al cien por cien».

La portavoz de Podemos en el consistorio zaragozano también ha aprovechado para recordar que la Fundación Miguel Ángel Blanco «figuró en el expediente del caso Gürtel como un instrumento de la financiación irregular del PP».

El acto ha estado presidido por el actual alcalde de zaragoza, Jorge Azcón (PP), que recuperó el poder en la capital aragonesa tras el mandato de Zaragoza en Común y Pedro Santiesteve en la legislatura anterior.

En el manifiesto que ha generado la ausencia de ZeC y el rechazo de Podemos, se recordaba a Miguel Ángel Blanco como «un ser humano sencillo, alegre, un buen hijo y hermano al que le gustaba la música, enamorado de su tierra: el País Vasco y orgulloso de ser español». Además, se recordaba el «espíritu de Ermua» y se abogaba por un relato público que abogue por «la verdad, la dignidad y la justicia de las víctimas», en comparación con los homenajes a terroristas que se suceden habitualmente en el País Vasco.