Política

Malestar entre opositores a la Guardia Civil por la posible filtración de preguntas

La AUGC denuncia que se conocían los exámenes de ortografía y que la prueba del domingo fue más sencilla que la del sábado / El Cuerpo rechaza las acusaciones y defiende la "seriedad" y "rigurosidad" del procedimiento

logo
Malestar entre opositores a la Guardia Civil por la posible filtración de preguntas
El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, en un acto oficial.

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, en un acto oficial. EP

Resumen:

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha dado a conocer este lunes el malestar existente entre muchos de los aspirantes a una de las 2.210 plazas ofertadas para ingresar en el Cuerpo por la posible filtración de preguntas en los exámenes de oposición celebrados este fin de semana. La organización ha pedido explicaciones a la Jefatura de Enseñanza por esta «chapuza».

Un portavoz de la Guardia Civil ha defendido la «seriedad» y «rigurosidad» de procedimiento, rechazando que se hayan podido cometer irregularidades en el desarrollo de las pruebas. La fuente recuerda que los exámenes se mantienen encriptados hasta que su impresión y que luego son custodiados, lo que reduce al mínimo las posibilidades de filtración.

Un total de 27.356 personas aspiraba a obtener una de las 2.210 plazas que la Guardia Civil ha ofertado para este año, lo que la convierte en la mayor convocatoria de empleo aprobada desde 2009 para acceder a la escala de cabos y guardias. La prueba celebrada este sábado y domingo consistía en la realización de una serie de test sobre conocimientos teóricos, idiomas, ortografía y psicotécnicos.

Según ha denunciado la AUGC, el malestar de los opositores se deriva de la supuesta filtración de las plantillas de los exámenes de ortografía, tanto con las preguntas como con las respuestas correctas. «Al parecer, estas filtraciones podrían haberse producido en redes sociales incluso durante la realización del ejercicio», señala esta asociación.

El Cuerpo rechaza las acusaciones y defiende la «seriedad» y «rigurosidad» del procedimiento seguido

También denuncia que el examen de idiomas del sábado fue fotografiado y difundido, repitiéndose preguntas en la sesión del domingo que ya se conocían. Ello habría facilitado la prueba a los que se examinaban el segundo día.

«Esta situación podría haberse evitado fácilmente de haberse realizado el examen simultáneamente a todos los aspirantes, en lugar de llevarse a cabo en días distintos», sostiene la AUGC, que ha requerido explicaciones a la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil por las acusaciones de filtraciones y qué medidas piensa adoptar para corregirlo «en caso de que se verifiquen las mismas».

«Dispar dificultad»

La queja de los opositores estriba también en la «dispar dificultad» de los exámenes de ortografía de uno y otro día. Los aspirantes aseguran que la complicación del ejercicio planteado el domingo era menor a la del sábado, lo que pone en duda el «principio de igualdad» a la hora de acceder «a las mismas plazas de funcionario público».

«No se explica cómo una institución como la Guardia Civil no es capaz de prever esta circunstancia y organizar la prueba con la seriedad que cabe demandársele. Por el contrario, el recurso una vez más a la chapuza que caracteriza al Cuerpo vuelven a pagarlo los ciudadanos», apostilla.

Fuentes de la Guardia Civil rechazan las acusaciones y recuerdan que los dos modelos de examen se sortean delante de los opositores, que tienen un nivel dificultad similar, que todos los aspirantes se examinan simultáneamente en las 16 sedes habilitadas y que ninguno puede salir hasta que terminan las prueba todos. También indicaron que se prohíbe el acceso con dispositivos electrónicos.