España | Navarra | Política

El PSN cierra un acuerdo de Gobierno con Podemos y Geroa Bai

El Partido Socialista de Navarra ha cerrado un acuerdo de Gobierno con Geroa Bai y Podemos para aspirar a gobernar Navarra los próximos cuatro años. El compromiso del tripartito recién constituido contempla apoyar la candidatura de María Chivite para presidir la Comunidad Foral. A él suma su apoyo una cuarta formación, Izquierda-Ezkerra pero que no se integrará en el Ejecutivo diseñado y pactado esta mañana tras dos horas de reunión.

El reparto de presencia de las tres formaciones se ha determinado en ocho consejerías para el PSN, cuatro para la coalición que lidera el PNV (Geroa Bai) y una para Podemos. Además, la estructura pactada amplía de nueve a 13 las carteras del Gobierno e incluye dos vicepresidencias, una para el PSN y otra para Geroa Bai. Así, los socialistas que lidera Chivite -que cuentan con 11 escaños en el Parlamento foral- asumirían, además de la presidencia del Gobierno, las carteras de Derechos Sociales, Función pública e Interior, Presidencia, Salud, Economía y Hacienda, Educación, Cohesión Territorial, y Universidades, Innovación y Transformación digital.

Para Geroa Bai, que obtuvo nueve asientos en el Parlamento, se reservarían cuatro áreas: Desarrollo Económico, Desarrollo Estratégico y Territorial, Relaciones Ciudadanas y desarrollo Rural y Medio Ambiente. Por último, la consejería dedicada a Política Migratoria y Justicia recaería en Podemos, con dos parlamentarios. La formación morada había amenazado con no respaldar el acuerdo si finalmente no se le incluía en el Ejecutivo. El PSN siempre ha mantenido su preferencia a liderar un Gobierno monocolor, si bien desde el primer momento el PNV (Geroa Bai) le dejó claro que si quería contar con su apoyo debería integrarlo en una coalición. Finalmente, Chivite ha accedido a renunciar a un Ejecutivo en solitario y ponerse al frente de un Gobierno tripartito formado por la coalición nacionalista y por el partido de Pablo Iglesias. Además deberá contar con EH Bildu para sacar adelante el programa de Gobierno acordado.

El PSN, además de la presidencia de María Chivite, asumiría ocho carteras, por cuatro Geroa Bai y una Podemos

Todo este proyecto de Gobierno queda aún a expensas del voto determinante de EH Bildu, que deberá al menos abstenerse para poder sacar adelante el tripartito y evitar que gobierne Navarra Suma, que se impuso en las elecciones con 20 escaños. La coalición de derechas que lidera Unión del Pueblo Navarro y que integra a Ciudadanos y el PP se ha mostrado crítica con la posibilidad de que Chivite pueda finalmente gobernar Navarra gracias al apoyo de EH Bildu. El respaldo de la izquierda abertzale es necesario ya que las cuatro formaciones que han suscrito el acuerdo de gobernabilidad sólo suman 23 de los 50 escaños de la Cámara.

Los tres partidos cerraron antes de los Sanfermines otro acuerdo programático, en el que también se suma a la formación Izquierda-Ezkerra y que dibuja en una decena de ejes cuál será la política que impulsarán las cuatro formaciones.

Pleno de investidura

El pleno de investidura podría celebrarse la primera semana de agosto. Se baraja como opción los días 1 y 2 de agosto. Si el tripartito recaba los apoyos necesarios, María Chivite será proclamada nueva presidenta de la Comunidad Foral en relevo a Uxue Barkos. La aún presidenta en funciones ya avanzó que pese a que ha liderado las negociaciones no se integraría como consejera en el nuevo Ejecutivo.

Ahora la militancia del PSN deberá ratificar el pacto alcanzado, tras lo cual la ya candidata a la presidencia comunicará al presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, su intención de presentar la candidatura. La consulta con las bases del PSN está prevista para este domingo.

El Pleno de Investidura podría celebrarse a comienzos de agosto y Chivite requerirá de al menos la abstención de Bildu para ser elegida

El acuerdo llega en un momento de ruptura entre el PSOE y Unidas Podemos tras fracasar las negociaciones que a nivel nacional han mantenido ambas formaciones para buscar la investidura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. Un contexto complicado, en el que Chivite otorga aún más valor al pacto alcanzado con la formación navarra.

Tras cerrar el acuerdo los representantes de las tres formaciones han comparecido ante los medios par dar a conocer los detalles del mismo. Chivite se ha felicitado por el acuerdo, «estamos más que satisfechos, es una magnífica noticias para toda la sociedad pero sobre todo para las fuerzas progresistas y de izquierdas que van a representarse en este Gobierno. Chivite ha reiterado que no se ha negociado nada con Bildu y que corresponderá a la coalición abertzale decidir el sentido de su voto, «cada uno sabrá». Ha añadido que la dirección del PSOE ha estado perfectamente informada de todos los pasos que se han dado hasta cerrar el pacto presentado este mediodía y ha citado a Pedro Sánchez para recordar que él planteó que los proceso de investidura en Navarra y en el Congreso de los Diputados eran ámbitos absolutamente separados.

Por su parte Uxua Barkos ha subrayado que lo firmado es una apuesta «por la estabilidad» y un reconocimiento de la «pluralidad y vocación de convivencia de esta tierra». Finalmente el representante de Podemos-Ahal Dugu, Eduardo Santos ha apuntado que con la entrada de su formación en el Ejecutivo «cumplimos el mandato que a nivel interno recibimos de nuestro Consejo Ciudadano».

Comentar ()