El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder de Ciudadanos en esta comunidad, Francisco Igea, declarará el próximo 14 de octubre ante un juzgado de Valladolid que tramita la denuncia de un militante de su partido, que le acusa de amenazas en el proceso de primarias.

Ha sido el propio Igea quien ha informado a los medios de comunicación de que este lunes ha recibido la notificación del juzgado para declarar por «un delito leve de amenazas», que, según ha explicado, se enmarcan en una «discusión» interna tras conocerse los resultados de las primarias que le enfrentaron a la expresidenta de las Cortes de Castilla y León y ex del PP, Silvia Clemente.

El denunciante es un colaborador del área de Comunicación de la candidatura de Clemente, Borja Collantes, según han explicado a Efe fuentes del partido. En su intervención ante los medios, Igea ha subrayado que este hecho atañe exclusivamente a su «vida privada» y no a su función como miembro del Ejecutivo autonómico, aunque sí ha incidido en que, «en aras de la transparencia», ha decidido dar a conocer esta notificación antes de que se hubiera conocido por otros cauces.

El proceso

Como ha narrado el líder de Cs en la comunidad, los hechos que ahora se instruyen se enmarcan dentro del proceso de primarias de la formación, que enfrentó al propio Igea con la expopular Silvia Clemente para tomar las riendas de la formación en Castilla y León.

«Todos conocen cómo se desarrolló el proceso», se ha justificado Igea, quien ha explicado que esta disputa fue «una discusión propia del proceso que todos sabemos que acabó como acabó». De este modo, el ahora vicepresidente ha detallado que esta denuncia se tramitó «después de conocerse el resultado definitivo» de las primarias.

No obstante, Igea ha recalcado que él «no se arrepiente de nada», pues lo que hizo fue para «defender la integridad» de su partido y «la voluntad de los militantes» de Cs en la comunidad, en un proceso en el que se detectaron varias anomalías y que acabó con la designación de Igea como ganador después de contabilizarse votos irregulares a favor de la candidatura inicialmente proclamada como vencedora de Silvia Clemente en un caso que también se está investigando judicialmente.

Estatutos

Por todo ello, el también portavoz del Ejecutivo autonómico ha puesto el asunto en manos de la justicia y de su abogado con la confianza de que el asunto se esclarezca a la mayor brevedad posible. El artículo 12.3 de los estatutos de la formación, consultado por Efe, recoge que se consideran infracciones graves la agresión física, el insulto, la amenaza, coacción o la vejación a cualquier afiliado o trabajador del partido, que no sean constitutivas de falta muy grave.

Estas infracciones podrán llevar a la suspensión de la condición de afiliado entre seis meses y dos años, la pérdida del cargo orgánico que estuviera desempeñando durante ese plazo o la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de este durante ese periodo.

Sobre esta cuestión también se ha pronunciado en las redes sociales el portavoz del PSOE en las Cortes y líder del PSOE-CyL, Luis Tudanca, quien ha ironizado con el hecho de que «todo un vicepresidente de la Junta» dé ejemplo y regenere «con todas sus fuerzas», al tiempo que ha apostillado que la comunidad «no se merece lo que le están haciendo».