Los 52 diputados franceses que la semana pasada hicieron público un manifiesto en favor de los procesados por el 1-O en el que se cuestionaba la gestión del proceso por parte de la Justicia española han tenido hoy puntual respuesta de un centenar de profesores universitarios, políticos y escritores españoles que ha hecho pública su respuesta en el mismo Le Journal du Dimanche. El texto critica la defensa de los líderes independentistas y recuerda que lo primero que deberían hacer sus defensores franceses es pedir el mismo grado de autonomía -o defensa del catalán- en Francia.

«Dado que las aspiraciones, confesas, de los nacionalistas catalanes no se limitan a España, sino también al Rosellón y la Cerdaña (departamento de los Pirineos Orientales), hubiera sido deseable que, al hablar del Estatuto de autonomía y de elecciones, los señores diputados hubieran pedido el mismo grado de autonomía a esta región que se halla ahora en Francia» apunta de entrada el texto redactado por el Foro de Profesores, entidad que agrupa a profesores universitarios críticos con el proceso independentista.

Denuncian que el texto de los diputados franceses, ampliamente difundido por medios independentistas como una muestra del apoyo internacional a sus denuncias contra la Justicia por la existencia de supuestos «presos políticos», es una «grave injerencia» en el proceso. «Tal cual lo sería que diputados españoles se pronunciaran sobre los juicios que se han llevado a cabo contra ciudadanos corsos acusados de diversos delitos».

En este sentido, critican el hecho de hacer público su manifiesto a las puertas de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio al procés, y agradecen a los ciudadanos franceses «anónimos que nos expresaron su vergüenza y malestar con sus representantes».

«De la misma forma que los políticos separatistas catalanistas no representan a la mayoría de la población, constatamos que la mayoría de los ciudadanos franceses no admite este inaceptable intento de defender a presuntos delincuentes pendientes de una sentencia en un juicio televisado en directo y donde se han podido presentar por las defensas las pruebas y argumentos pertinentes» apunta.

Se trata del segundo escrito de electos franceses a favor de los líderes del 1-O. El primero, firmado por una sesentena de senadores franceses, se hizo público hace un año. Este segundo, a las puertas de la sentencia del procés, ha contado con el apoyo de diputados comunistas, regionalistas e independientes, entre los que destaca el ex dirigente socialista Jean Luc Melenchón, y en él se critica «ataque a las libertades fundamentales y al ejercicio de la democracia» que -sostienen- sufren los políticos independentistas catalanes.

En el texto, suscrito también por el de la centrista Unión de Demócratas Independientes, Jean-Christophe Lagarde, los diputados instan al «apaciguamiento de las tensiones y el fin de las medidas arbitrarias contra cargos elegidos en sufragio universal».

La tribuna fue desautorizada por el presidente de la Asamblea Francesa, Richard Ferrand, quien tras la publicación del texto reiteró su «compromiso» con la unidad de España. El texto fue duramente criticado por el ex primer ministro francés Manuel Valls, que tachó a los firmantes de «ignorantes», consideración que compartió el ministro de Exteriores, Josep Borrell.