La situación de interinidad que vive Radiotelevisión Española desde el verano de 2018 ha situado a la corporación en la que quizá sea la atmósfera más extraña de las últimas décadas, pues su despacho principal está ocupado por una administradora única provisional, Rosa María Mateo, y los asientos de su consejo de administración están vacíos, puesto que no tienen dueño desde que este órgano se disolvió hace más de 14 meses. Esta anomalía debía haberse corregido antes del final del año pasado, pero no ha sido así, lo que ha obligado a Mateo a permanecer en su puesto durante los últimos 13 meses, en los que ha autorizado alrededor de 600 contratos de servicios.

Esta cantidad se obtiene al recopilar la información pública que ha aparecido en la Plataforma de Contratación del Estado desde agosto de 2018 hasta septiembre de 2019. No incluye una gran parte de los contratos más cuantiosos que firma RTVE, que son los relacionados con las productoras audiovisuales a las que compra sus programas para elaborar la parrilla de programación de sus canales. Esa información no es pública y RTVE no accede normalmente a revelarla por razones de confidencialidad y de protección de sus intereses en el mercado.

En cualquier caso, según ha podido comprobar este periódico a partir de la recopilación de la información pública, RTVE ha repartido durante el citado período contratos de servicios, mantenimiento y suministros por valor de 147 millones de euros. Las adjudicatarias han sido varias decenas de empresas, principalmente de España, pero también de otros territorios donde ejerce su actividad en Latinoamérica y Asia, entre otros.

Lo ha hecho en un momento complejo para la corporación, en la que sus directivos se han visto en la necesidad de adoptar una ‘economía de guerra’ ante las dificultades existentes para cuadrar el balance. Básicamente, porque durante 2019 ha tenido que aplicar el presupuesto de 2018, pese a que sus costes son mayores.

Eso llevó a su director general corporativo, Federico Montero, a remitir una carta hace unos meses a los jefes de área para pedirles que reduzcan, en la medida de lo posible, los gastos en «viajes y desplazamientos, transporte, energía, mantenimiento de equipos e instalaciones, impresión de papel, compra de equipos y accesorios informáticos, telefonía, televisores y (compra de) publicaciones».

Contratos millonarios

Tal y como figura en la web oficial de licitaciones del Estado, el contrato más cuantioso que ha adjudicado RTVE durante la etapa encabezada por Rosa María Mateo ha ido a parar a Nexus Energía S.A.; y a Acciona Green Energy Developments. El objeto es el “suministro de energía eléctrica” y el importe total de los lotes repartidos asciende a 32,7 millones de euros.

En total, son más de una veintena de contratos los que superan el millón de euros, entre los que se encuentra uno de 10,9 millones, adjudicado a Serunión S.A.; y dedicado a la prestación del servicio de comedor en Madrid. Hay otro, de 10 millones, que fue a parar a Indra y que contempla la realización de un “servicio Integral SAP (TeleSAP)”. Es decir, relacionado con un sistema informático.

Entre los principales adjudicatarios se encuentran empresas como Telefónica, con 14 contratos adjudicados. También Servicios Integrales Unitecnic, con 12, Broadcast Meditel, con 6; Moncada y Lorenzo, con 10; y Oracle, con 8. En la lista también se encuentra el conglomerado de empresas de Jaume Roures. De este modo, Overon, especializada en las unidades móviles, está presente en 6 licitaciones como ganadora; mientras que Mediaproducción, en 3.

Dado que estos contratos se han licitado en un momento en el que el poder lo aglutina una sola persona en RTVE, Rosa María Mateo aclaró hace unos meses en el Congreso de los Diputados que había conformado un comité de personas de confianza que se dedicaba a evaluar la contratación pública y las necesidades que tiene la corporación en su día a día.

Implicaciones políticas

Desde el final de la pasada legislatura, el Partido Popular ha remitido decenas de preguntas a Mateo para pedirle explicaciones acerca de las decisiones en este sentido que ha tomado desde que accediera a su puesto. Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes oficiales de RTVE para pedir su opinión con respecto a esta materia.

Cabe recordar que el pasado fin de semana El Independiente desveló que RTVE ha iniciado la licitación de dos servicios, relativos a la iluminación y al decorado del programa especial de las elecciones generales de noviembre de 2019 antes de saber si se convocarán.

Pese a que en un primer momento la corporación declinó hacer comentarios sobre este asunto, durante la jornada del sábado afirmó que el objetivo que persigue con esta medida es anticiparse a los acontecimientos. Este argumento no convenció a Podemos y al Partido Popular, que cargaron contra Mateo por respaldar la estrategia política de Pedro Sánchez.