Política

Sectores del PP quieren que Casado rescate a ex dirigentes como Báñez y saque a Cortés

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, es de los que aboga por hacer "ajustes" en las listas "para mejorarlas" ante la intención de Génova de no tocarlas

La ex ministra de Empleo Fátima Báñez

La ex ministra de Empleo Fátima Báñez Europa Press

Con unas perspectivas electorales al alza, distintos sectores del PP abogan por «rescatar» a algunos dirigentes populares que quedaron fuera de las listas como consecuencia del enfrentamiento congresual popular entre Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría. Y uno de los nombres que más se repiten es el de la ex ministra de Trabajo Fátima Báñez, que decidió no concurrir en las listas del 28-A aunque el deseo de Génova entonces fue que hubiera repetido.

La persona destinada a haber sido secretaria general popular de haber ganado Santamaría las primarias populares, «ha seguido vinculada al PP, participando en actos y en mítines no sólo en Andalucía sino en otras zonas de España», recuerdan fuentes populares. Quienes la conocen dicen de ella que «siempre ha sido una mujer de partido», al que llegó mucho antes que la ex vicepresidenta, aunque «por lealtad» a ella se negó a que Casado la nombrara presidenta de comisión en el Congreso de los Diputados y, con la convocatoria electoral del 28-A, se apartó a un lado a pesar del deseo del nuevo equipo de dirección de integrarla.

Ahora se presenta una nueva oportunidad, aunque la candidatura de Huelva, por la que siempre ha concurrido, está ahora ocupada por Juan José Cortes, el padre de Mari Luz, la niña de cinco años asesinada en uno de los crímenes que más impresionaron a la opinión pública y abrieron el debate de la prisión permanente revisable. Sin embargo, la de Cortés parece un fichaje «fallido» o, al menos, es lo que opinan no pocos de sus compañeros de filas, que cuestionan su continuidad en la candidatura onubense por mucho que Casado haya asegurado este jueves a sus diputados y senadores que repetirán los cabezas de lista, salvo en aquellos sitios en que han quedado vacantes como Álava o Cuenca, que encabezaron respectivamente Javier Maroto y Rafael Catalá.

El nombre de Báñez no sólo es bien recibido por los antiguos «marianistas» sino por muchos dirigentes de la órbita de Casado, que creen que, además, «ayudaría a reforzar el equipo económico del PP» en un momento en que se quiere hacer de la economía uno de los ejes de la nueva campaña electoral, equipo algo diezmado por la salida de Alberto Nadal y con Daniel Lacalle, actual secretario de Economía del PP, ausente del día a día.

Báñez no ha solicitado la compatibilidad para dedicarse a la actividad privada

Lo cierto es que Báñez, a diferencia de otros compañeros de filas que dejaron la política tras la convocatoria de las elecciones del 28-A, no ha solicitado a la Oficina de Conflictos de Intereses -dependiente de Administraciones Públicas- autorización de compatibilidad para dedicarse la actividad privada. Su paso a la CEOE parece, de momento, guardada en un cajón. La intención inicial del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, era nombrarla directiva de la organización que representa a los empresarios y que ha intentado siempre mantener una imagen de imparcialidad partidaria. Más tarde se pensó en ella como asesora externa, pero, de momento, la cuestión no ha avanzado.

Todo ello coincide con las palabras del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, quien este jueves en una entrevista en Onda Cero abogaba por incorporar cambios en las listas. Se mostró partidario de hacer «algunos ajustes» para buscar candidatos con «más tirón, que sirvan de refresco, que tengan fortaleza y respaldo social y que impriman una dosis de un poquito de más ilusión y credibilidad». Y añadía: «me parece razonable que intentáramos entre todos mejorar algunas listas electorales, con aportaciones de las direcciones regionales y provinciales».

No obstante, la designación de los cabezas de lista de las elecciones generales, es, por Estatutos, competencia de la dirección nacional aunque siempre se escucha a las organizaciones territoriales. El artículo 49 establece que el comité electoral nacional «elabora y aprueba la candidatura del partido al Parlamento Europeo, aprueba las candidaturas a presentar en las elecciones legislativas y autonómicas y en las municipales de capitales de provincia». También designa a los candidatos a las presidencias de los Gobiernos de las Comunidades Autónomas, de las Diputaciones, alcaldías de las capitales de provincias, y ratifica los candidatos a Senadores por las Comunidades Autónomas que designen los Comités Electorales Regionales.

Descontento de barones territoriales

Denotan las palabras de Moreno el descontento de algunos barones territoriales con la composición de las listas del 28-A, lo que explica la intención de Génova de moverlas lo menos posible para no reabrir heridas. De hecho, la decisión de Casado reunir a sus diputados y senadores este jueves en el Congreso «tenía por objeto tranquilizarnos», como explicaron a El Independiente algunos de los asistentes a la cita. El próximo 7 de octubre es la fecha tope para la presentación de candidaturas. Con el último cambio de la LOREG basta un simple escrito diciendo qué listas repiten, explican fuentes populares. La intención de Casado es volcarse en la campaña y dedicar a este asunto el tiempo imprescindible.

Comentar ()