Los nietos de Franco han anunciado este martes tras conocer el fallo del Tribunal Supremo que agotarán los recursos para impedir que el Gobierno pueda ejecutar la exhumación de los restos de su abuelo. «Iremos hasta el final», han expresado a través de su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina.

El letrado ha expresado que sus representados tienen tomada la decisión de «dar batalla por dignidad», por lo que acudirán en primer lugar al Tribunal Constitucional y, si tampoco prosperar su pretensión, están dispuestos a llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) al considerar vulnerados sus derechos fundamentales.

En declaraciones a El Independiente, Utrera-Molina ha dicho sentirse «abochornado» por la decisión del Supremo y ha asegurado que «nunca» pudo imaginar que los seis magistrados de la Sección Cuarta de la Sala Tercera hubieran podido fallar por unanimidad avalando la exhumación para que los restos abandonen la basílica del Valle de los Caídos y vetando la reinhumación en la cripta que la familia del dictador tiene en la catedral de la Almudena.

«Factores extrajurídicos»

A la espera de conocer la argumentación jurídica de la sentencia, el abogado de los Franco asegura «no tener dudas» de que en la decisión del Alto Tribunal han influido «factores extrajurídicos». «Me abochorna», ha dicho.

La familia se oponía a que se lleve a cabo la exhumación y que los restos sean reinhumados en el cementerio madrileño de Mingorrubio-El Pardo, como pretende el Gobierno de Pedro Sánchez. Los nietos habían pedido que, en caso de que el Supremo avalara el traslado, los restos se llevaran a La Almudena. Este lugar ha sido vetado por el Ejecutivo invocando razones de seguridad.