El Parlament ha aprobado este jueves una propuesta de resolución de los comuns que pide al Govern que realice los cambios normativos necesarios para «que las diferentes modalidades de correbous se dejen de celebrar en Catalunya».

La iniciativa, que se ha votado en el Debate de Política General, ha sido aprobada con 50 votos a favor, 17 en contra y 61 abstenciones -varios grupos como el de JxCat y ERC se han dividido porque han dado libertad de voto a sus diputados-, mientras que la CUP no ha participado en la votación porque ha abandonado el pleno tras el encarcelamiento de siete miembros de los CDR.

El único grupo que ha votado en bloque en contra ha sido el PP, Cs se ha abstenido, y los comuns y el PSC-Units han votado todos a favor, excepto los diputados socialistas Rosa Maria Ibarra y Carles Castillo que se han abstenido.

Por parte de JxCat, se han producido once votos favorables -como el del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el del conseller de Interior, Miquel Buch, y Elsa Artadi-, ocho en contra -como Gemma Geis y Francesc de Dalmases-, y once abstenciones -Albert Batet, Eduard Pujol y Josep Costa-.

ERC también ha emitido más votos favorables: 14 ‘síes’ -como el presidente del Parlament, Roger Torrent, y Anna Caula-, frente a cuatro ‘noes’ -como Lluís Salvadó e Irene Fornós-, y once abstenciones -como Ernest Maragall, Sergi Sabrià y Toni Castellà-.

La resolución insta al Ejecutivo catalán a que realice «los cambios necesarios en la regulación de las fiestas tradicionales con bueyes y en la normativa de protección de los animales para que dejen de ser una excepción en la legislación».