Los padres de alumnos de varios institutos públicos de Cataluña han recibido esta semana una circular informando de la huelga convocada «contra la sentencia del 1O y la represión franquista». La circular, enviada por uno de el director del centro Ridaura,de la localidad gerundense de Castell d’Aro , informaba a los padres de que los alumnos habían «decidido ejercer su derecho de huelga».

Otro instituto, el Martí Dot de Sant Feliu de Llobregat, en Barcelona, enviaba igualmente esta semana una circular para pedir la autorización de los padres a la huelga de los alumnos de tercero y cuarto de ESO para los días 16, 17 y 18 de octubre. En este otro centro, se recordaba a los progenitores que durante estos tres días no habría exámenes y que la huelga tendría que ser consensuada por la mayoría de la clase.

Han sido los estudiantes, tanto de secundaria como universitarios, los que durante estos días han protagonizado gran parte de las manifestaciones y se han ausentado de las clases para acudir a los distintos actos organizados por Tsunami democràtic.

Ya el mismo lunes cuando se hizo pública la sentencia del procés los alumnos universitarios pararon sus clases convocados por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y el Sindicato de Estudiantes. También en la tarde del jueves se han manifestado en Barcelona 25.000 estudiantes, según la Guardia Urbana, y más de 40.000 según los sindicatos convocantes.

El seguimiento de la huelga este viernes en algunos colegios públicos de Cataluña está llegando al 90% según fuentes del profesorado de colegios como Dolors Montserdà, Tàber, Orlandai o el instituto Costa i Llobera de Sarrià de Barcelona.