El Tribunal Constitucional ha suspendido este miércoles el Plan de Acción Exterior de Cataluña como reclamó el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, que considera que esta iniciativa excede el ámbito de actuación de la Generalitat y no respeta la competencia del Estado en materia de coordinación de acción exterior.

En una providencia, el pleno del tribunal de garantías atiende por unanimidad la suspensión cautelar solicitada por el Ejecutivo y avalada por el Consejo de Estado contra el plan estratégico de acción exterior y relaciones con la UE 2019-2022, aprobado el pasado 25 de junio.

El Gobierno invocó el artículo 161.2 de la Constitución para que se produjera la suspensión inmediata del plan, después de que el Ejecutivo catalán contestara negativamente al requerimiento de incompetencia que se le remitió en agosto. 

Consejeros como ministros

El plan de Acción Exterior denunciado por el Gobierno hablaba de Cataluña como un Country recognized around the world (país reconocido en todo el mundo) y hablaba de los consellers como ministros de cara al resto de Europa. Así lo denunciaron los ministros Isabel Celaá y Luis Planas tras el Consejo de Ministros celebrado el pasado 23 de agosto.

El plan de la Generalitat catalana, según denunció el Gobierno de Sánchez, presentaba también a Cataluña como competente para intermediar en conflictos internacionales. De ahí que los ministros anunciaran que intentarían paralizarlo ante el Tribunal Constitucional para «restaurar la lealtad constitucional» puesto que en el proyecto se obviaba la «necesidad de coordinar la acción exterior de Cataluña con la acción exterior española».