Las reacciones tras el decreto aprobado para frenar los intentos del independentismo de extender lo que se conoce como «república digital» catalana no se han hecho esperar. Jordi Puigneró, conseller de Políticas Digitales, ha acusado al Gobierno de aplicar un «155 digital» y dar un «golpe de Estado digital en Cataluña«.

En declaraciones a la prensa, Puigneró ha asegurado que asistimos a la prueba de la «deriva antidemocrática en la que ha entrado el Gobierno del PSOE», ha asegurado que los socialistas, igual que hiciera el PP, gobiernan «contra Cataluña» y que «el Estado es un lastre y un freno para Cataluña».

Puigneró ha lamentado que en las últimas semanas Cataluña ha asistido a «cierres de webs y de aplicaciones» así como a la filtración del tráfico en internet «aplicado por el Estado» y «ahora quieren ilegalizar una república que decían que no existía».

«Pues existe -ha continuado el conseller- y es imparable porque la república digital es, en el fondo, el nacimiento de un quinto poder, la ciudadanía digitalmente apoderada».

Por ello, considera que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha desconectado no solo de Cataluña, sino también «del progreso social y digital del siglo XXI».

Decreto de seguridad digital

Sánchez ha anunciado que el Consejo de Ministros aprueba este jueves un decreto de seguridad digital para frenar los intentos del independentismo de extender lo que se conoce la «república digital» catalana.

Según ha explicado Sánchez, el real decreto ley servirá para que el Estado garantice la seguridad digital y obliga a que todos los servidores de internet que utilicen las distintas administraciones en España -incluida la Generalitat- estén localizados en la Unión Europea y no en paraísos digitales.

Puigneró se ha preguntado si con este decreto el Gobierno quiere ilegalizar el apoderamiento digital de la ciudadanía porque les da miedo, si quiere ilegalizar el despliegue de la fibra óptica para que llegue a todas las capitales de comarca de Cataluña o pretende que los ciudadanos de Cataluña no dispongan de ancho de banda vivan donde vivan.

También se ha preguntado si «quieren ilegalizar un derecho que tienen los ciudadanos a tener una identidad digital», si «les da miedo que avancemos digitalmente o si quieren que este país (Cataluña) sea vulnerable a ciberataques».

Permitirá actuar sobre páginas del independentismo

El Real Decreto Ley sobre seguridad digital que ha aprobado este jueves el Gobierno en funciones por la vía de urgencia permitirá actuar sobre las páginas de la Generalitat y del independentismo catalán que contravengan esta norma.

Fuentes del Ejecutivo han explicado que por ejemplo el decreto afectará a Identicat, el proyecto de «identidad digital soberana» que puso en marcha en septiembre la Generalitat y que supone un registro voluntario de ciudadanos catalanes.

También podría afectar a la página Republica.cat, cuyo servidor está situado fuera de la Unión Europea.

Página de Identitat.cat, 'El proyecto está en construcción'.
Página de Identitat.cat, ‘El proyecto está en construcción’.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, anunciaba esta mañana este decreto, que ha llevado personalmente al Consejo, para frenar los intentos del independentismo de extender lo que se conoce como la «república digital» catalana.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha presentado este real-decreto de medidas urgentes por razones de seguridad en materia de Administración Electrónica, contratación de las Administraciones Públicas y Telecomunicaciones.

La norma tiene por objeto regular este marco normativo, que comprende medidas urgentes relativas a la documentación nacional de identidad; a la identificación electrónica ante las Administraciones públicas; a los datos que obran en poder de las mismas; a la contratación pública; y al sector de las telecomunicaciones.

Calvo ha justificado la urgencia de la norma porque, según ha reconocido, «ya hay situaciones» que «preocupan» al Gobierno en materia de seguridad digital y «hay que reaccionar cuanto antes mejor».

La vicepresidenta del Gobierno en funciones no ha querido responder explícitamente a las preguntas sobre si tiene ya el Gobierno localizadas páginas web o vulneraciones en las redes que afecten al soberanismo catalán, pero fuentes del Ejecutivo sí han admitido que tienen conocimiento de que hay páginas de la Generalitat con servidores en «paraísos digitales».

La nueva norma, precisamente, obligará a todas las administraciones a contratar sus servidores dentro de la UE para que se pueda tener un control de la información digital.