La España rural que se siente abandonada y minusvalorada por los sucesivos gobiernos llega al Congreso de los Diputados con Teruel Existe, que ha conseguido un escaño en las elecciones generales con la entrada del arquitecto de Calamocha Tomás Guitarte como representante. «Siempre hemos sido el altavoz de esta tierra y hemos escuchado sus reivindicaciones. Seguiremos haciéndolo y estaremos abiertos a un amplio marco parlamentario para que en Madrid se nos escuche», ha dicho la noche de este domingo el que será diputado nacional.

Teruel Existe se fundó en 1999 y desde entonces ha funcionado como un «movimiento ciudadano, plural, independiente y abierto a todas las organizaciones sociales». Sin embargo, sus reivindicaciones contra la despoblación y la desaparición de los pueblos y las provincias con más éxodo hacia las ciudades, como es el caso de Teruel (Aragón), adquirieron mayor protagonismo tras la exitosa manifestación contra la España Vaciada del pasado 31 de marzo en Madrid.

A pesar de que fue un día lluvioso, más de 50.000 personas acudieron a la capital para exigir los mismos derechos y las mismas prestaciones médicas, sociales y educativas que el resto de españoles. Teruel Existe fue uno de los movimientos que impulsó la marcha tras la que no estuvo ningún partido político. De hecho, los manifestantes reprocharon su «oportunismo» a gritos a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y al torero Miguel Abellán, que participó en la manifestación como representante del Partido Popular.

«Agrupación de electores»

Tras sentir ese impulso de los ciudadanos no sólo de Teruel, sino de otras comarcas despobladas como la Alcarria (Guadalajara), el sur de Ciudad Real o La Vera (Extremadura), el movimiento ciudadano se ha transformado en un «programa de electores» y ha concurrido a las elecciones generales con el arquitecto Tomás Guitarte natural de Calamocha (Teruel) como cabeza de lista. Primera vez que concurren a unos comicios y consiguen un escaño que ocupará Guitarte, a sus 48 años.

El representante de Teruel Existe lleva dos décadas luchando por situar a su tierra en el mapa. En el 2.000, movilizó a cientos de personas para exigir que el AVE Madrid-Valencia se desviara por Teruel. Ni los gobiernos del Partido Popular ni los del PSOE escucharon su reivindicación.

Ahora, desde uno de los asientos del Congreso de los Diputados, luchará por conseguir un «pacto contra la despoblación» a través de un «mecanismo estable de financiación», la primera de las reivindicaciones de su programa electoral.

Teruel existe nace también para exigir la promoción del medio rural por medio de la mejora de las telecomunicaciones y ayudas a la agricultura, la ganadería y a los jóvenes que decidan emprender negocios en este territorio. Reivindicaciones que los partidos políticos tradicionales han incluido en sus programas pero que dejaron en un segundo plano a la hora de la verdad.