Centenares de personas participan a esta hora en el nuevo corte de la autopista AP-7, a la altura de Girona, que la plataforma Tusnami Democràtic ha convocado a partir de las seis de la tarde, una vez que la policía francesa y los Mossos d’Esquadra han logrado reabrir el paso por La Jonquera.

Al igual que hicieron en la frontera, los manifestantes han reservado un espacio con altavoces y micrófonos en el que se suceden las actuaciones musicales.

El grupo barcelonés Lágrimas de Sangre (LDS) ha sido uno de los primeros protagonistas del improvisado concierto, todo ello a pocos metros de un fuerte dispositivo policial.

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha confirmado que, a consecuencia de este nuevo bloqueo de la autopista, principal vía de acceso a Francia desde España, desvían el tráfico por la salida 8 en dirección norte y por la 6 en la sur.

Cortes en la AP-7 a la altura de Girona por las protestas de Tsunami Democràtic EFE

A este nuevo acto de protesta independentista se van sumando los manifestantes que llegan de La Jonquera, así como jóvenes convocados por el sindicato estudiantil SEPC.

En otros puntos de Cataluña también se han producido cortes de carreteras. En Tarragona, se ha reabierto la A-7 en ambos sentidos de la marcha, pero se ha cortado la A-27, también en las dos direcciones.

Grupos de manifestantes también han cortado la carretera C-25 a la altura de Folgueroles (Barcelona).

Mientras, en Barcelona continúan los cortes en algunos de los principales accesos a la ciudad, aunque a causa de lo avanzado del día no hay apenas problemas de tráfico en la capital catalana.

Los manifestantes que se habían concentrado en la Gran Via de les Corts Catalanes con Padilla, se han comenzado a desplazar hacia el centro de Barcelona y se han detenido en el cruce de Gran Via con la calle Badajoz y el inicio de la avenida Diagonal.

En este punto, los manifestantes, que son varios centenares, han cogido vallas metálicas de unas obras de la zona y las han cruzado en la calle Badajoz y, especialmente, las han colocado sobre las vías del tranvía.

El caos se extiende al País Vasco

La autopista AP-8, hacia el peaje fronterizo de Irún, sentido Francia, registra minutos antes de las nueve de esta noche retenciones que alcanzan los 16 kilómetros y que llegan hasta el tramo comprendido entre los municipios guipuzcoanos de Rentería y Astigarraga, como consecuencia del llamamiento de Tsunami Democràtic a bloquear la frontera y debido a la intensa circulación de camiones, tras el lunes festivo en Francia.

Además, la Ertzaintza está procediendo a identificar a los conductores que están entorpeciendo el tráfico y establece controles con el fin de facilitar el desdoblamiento del tráfico y agilizar su marcha hacia Francia. En sentido contrario, desde Francia hacia España, el tráfico de la AP-8 es fluido.

Según han informado a Europa Press fuentes del Departamento vasco de Seguridad, el tráfico ha comenzado a ralentizarse en el carril derecho pasadas las 15.00 horas, porque la circulación de camiones, en algún momento, ha quedado detenida en la vía.

Pasadas las seis de la tarde, se ha intensificado también el tránsito de otro tipo de vehículos en los carriles hacia Irun, en la frontera entre Guipúzcoa y Francia, y se han originado retenciones, con tráfico lento de hasta 16 kilómetros de longitud.