El presidente de Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA), Pedro José Caballero, ha contestado este viernes a la polémica generada por la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, que ayer aseguraba que la libertad de los padres de escoger una enseñanza religiosa no es un derecho constitucional. «Se le debería caer la cara de vergüenza», ha declarado Caballero en Onda Cero.

A través de Twitter, la asociación ha mostrado también su desencanto con las palabras de la titular de Educación, y ha avisado al Gobierno que saldrán a la calle «las familias que creen en la libertad».

Isabel Celaá aseguró este jueves ante 2.000 representantes de colegios católicos que «de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza» que emana del artículo 27 de la Constitución, declaraciones que han provocado un sonoro murmullo entre los asistentes.

Celaá pronunció estas palabras durante su intervención en la inauguración del decimoquinto congreso de Escuelas Católicas, que se celebra desde este jueves en Madrid, donde ha afirmado que «del concepto de libertad de enseñanza deben ser expulsados algunos contenidos que determinados autores han pretendido incluir» dentro del concepto de libertad de enseñanza de la Constitución de 1978.

«Esos hechos, los de elegir centro, formarán parte del haz de derechos que puedan tener los padres y madres en las condiciones legales que se determinen pero no son emanación estricta de la libertad reconocida del artículo 27 de la Constitución», ha dicho Celaá, pronunciando Constitución de tal manera que ha sonado como la palabra ‘prostitución’, lo que ha generado un murmullo entre los asistentes.