Los Mossos d’Esquadra han acabado de desalojar, pasadas las 12.30, a las 100 personas concentradas en el vestíbulo desde las 11 por una convocatoria de los CDR.

Afuera, la concentración que ha ido a apoyarles ha alcanzado las 800 personas a las 12.45, y les han aplaudido a medida que iban saliendo, sacados uno a uno por los policías.

Todo el servicio de Renfe en Barcelona ha funcionado durante la movilización en el vestíbulo, pero los Mossos siguen vigilando los andenes para evitar que pasajeros que lleguen por tren se manifiesten en las vías.

Un centenar de miembros de los denominados Comité de Defensa de la República (CDR) protestaban en el interior de la estación de Sants de Barcelona, que está blindada por efectivos de la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra.

Un fuerte dispositivo policial custodia el interior y el exterior de la estación, después de que los CDR hayan hecho un llamamiento a «bloquear» este sábado Sants, donde recomiendan llegar en trenes de Rodalies para evitar problemas de entrada.

Por ahora los accesos de la estación están abiertos y un centenar de manifestantes permanecen en el interior del vestíbulo, frente a la entrada del AVE, rodeados de agentes de la policía catalana de seguridad y gritando consignas como «Libertad presos políticos», «Somos gente de paz», «Buch dimisión» o «Fuera las fuerzas de ocupación».

Tanto el servicio de Rodalies como del AVE se presta con normalidad, según Renfe, mientras que se han cortado los accesos al vestíbulo de Sants desde el Metro de Barcelona.