«Ni Borbones ni hostias, República Valenciana». Este es el lema que figura en el cartel de la convocatoria con la que la filial de ERC en la Comunidad Valenciana ha convocado una concentración este lunes 25 de noviembre para tratar de boicotear la entrega de Premios Jaume I, que presidirá el Rey Felipe VI.

Así, los independentistas de Esquerra Republicana del País Valencià han hecho un llamamiento para «recibir» al monarca en la plaza del Mercado de Valencia, lugar escogido para la protesta.

A diferencia de lo que ocurre en Cataluña, el apoyo al separatismo valenciano es prácticamente nulo: en la capital del Turia la formación apenas obtuvo un 0,17% de los votos, un porcentaje que tan sólo escala unas décimas (0,23%) en el conjunto de toda la comunidad.

Con todo, la convocatoria se produce en un momento especialmente delicado: en plenas negociaciones entre el PSOE y ERC para intentar que los nacionalistas catalanes faciliten con la abstención de sus 13 diputados la investidura de Pedro Sánchez. Por el momento ya han acordado los equipos negociadores que en los próximos días se reunirán para tratar de alcanzar un acuerdo.