«Morir como un mártir es inherente a los movimientos ganadores. No se quiere que pase, pero es inevitable cuando aumentas la tensión». La frase es de Paul Engler, teórico de la desobediencia civil que se ha convertido en el nuevo gurú del movimiento independentista, en una entrevista en el digital Vilaweb que se ha apresurado a reproducir el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su perfil oficial de twitter.

El tuit ya ha sido profusamente respondido en las redes por numerosos usuarios que acusan a Torra de avalar la necesidad de víctimas mortales para impulsar el movimiento independentista. Una idea que no es la primera vez que asoma en el debate secesionista. La última vez, cuando el propio Torra abogó por la vía Eslovena como modelo para el movimiento independentista catalán.

Una de las críticas ha llegado de la líder de la oposición, la portavoz de Cs Lorena Roldán, quien ha lamentado que Torra «vuelve a demostrar que tenemos como presidente a un auténtico irresponsable» y anuncia que pedirá explicaciones en el Parlament. Un buen número de usuarios le reclaman a Torra que concrete «qué sacrificios» está dispuesto a hacer o a exigir a los catalanes, mientras otros ironizan con la capacidad de sacrificio de la clase dirigente del independentismo.

«Odio decirlo» afirma Engler en la polémica entrevista, pero «la llamada resistencia civil demuestra que se necesitan enormes cantidades de sacrificio si el movimiento quiere ganar». El movimiento debe entender que «hay que polarizar, aun que haya represión y sacrificio», asegura, y sigue poniendo como ejemplo a los primeros cristianos. «Decían que la semilla de la Iglesia era la sangre de los mártires. Morir como un mártir es inherente a los movimientos ganadores» concluye.

El autor norteamericano ha visto como su libro «Manual de desobediencia civil» con prólogo de la ex dirigente de la Asamblea Nacional Catalana Liz Castro ha multiplicado sus ventas en Cataluña y se ha convertido en una estrella mediática, entrevistado en los programas de máxima audiencia de TV3.

En la entrevista elogiada por Torra Engler acusa al Gobierno de «reprimir» al independentismo como si fuera una dictadura y advierte además que «la lucha será larga y agotadora». Si los catalanes «queréis ganar» añade «tenéis que polarizar mucho más, presionar mucho más y aceptar altos niveles de sacrificio y alteración» advirtiendo de que «habrá más represión». El autor augura «miedo creciente» y señala que «muchos líderes políticos, sobre todo los más establecidos, intentarán rebajar la tensión porque tendrán miedo» y concluye que «si es la base la que lidera es más fácil superar el miedo».