Política

La Policía compra de urgencia 100.000 bolas de goma para los antidisturbios en Cataluña

La intensidad de los disturbios registrados del 14 al 18 de octubre en Barcelona hizo que los agentes que participan en la 'Operación 'ícaro' agotaran las pelotas de caucho / El pedido incluye también cascos, escudos y botes de humo y fumígenos

Policías nacionales, durante los disturbios registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del 'procés'.

Policías nacionales, durante los disturbios registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del 'procés'.

La Policía Nacional tramitará por vía de urgencia la compra de casi 100.000 bolas de goma para proveer a las Unidades de Intervención Policial (UIP) desplegadas en Cataluña en el marco de la Operación Ícaro, después de que se agotara gran parte del material durante los graves altercados provocados por los independentistas radicales los días siguientes a que se conociera la sentencia del procés.

Según han informado este viernes a los representantes sindicales en la reunión de la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial, el Cuerpo Nacional tiene previsto adquirir de manera inmediata gran parte del material que usan los antidisturbios para dar cobertura a los agentes que participan en el operativo que se desarrolla en la comunidad catalana desde el pasado 8 de octubre.

En concreto, el encargo constará de 99.960 bolas de caucho, 23.769 botes de humo y fumígenos, 183.600 cartuchos con pólvora para lanzar las pelotas con las bocachas, 960 escudos, 360 cascos y 442 mochilas para portal el material. También 1.190 unidades de protecciones de brazo, pierna, chalecos anti-trauma y guantes anti-corte.

La intensidad de los disturbios provocados por los radicales independentistas entre el 14 y el 18 de octubre provocó que la mayor parte del material con que dotaron a las unidades de UIP desplegadas en Barcelona se agotara, especialmente durante la tarde-noche del 18 de octubre en las inmediaciones de la Plaza de Urquinaona. Hasta el punto de que se difundieron imágenes en las que se veían a los agentes recoger las bolas ya usadas para volver a utilizarlas.

Los sindicatos no sólo reclamaron que se repusiera a los agentes el material necesario para hacer frente con garantías al desafío registrado en las calles. También que se les suministrara las prendas de uniforme que quedaron muy deterioradas tras los episodios de violencia a los que tuvieron que hacer frente aquellos días en céntricas calles de Barcelona.

La intensidad de los disturbios registrados del 14 al 18 de octubre en Barcelona hizo que la Policía agotara las pelotas de caucho

Esta licitación tramitada por vía de urgencia coincide en el tiempo con otros procedimientos administrativos con los que el Servicio de Armamento y Equipamiento de la Policía Nacional trata de mejorar la dotación de medios antidisturbios tanto para las UIP como para las Unidades de Prevención y Reacción (UPR), como reiteradamente vienen reivindicando las organizaciones sindicales con representación en el Consejo de Policía.

Antes de que termine el año se espera contar con un mínimo de 272 mochilas porta-material más, 46.000 cartuchos de proyección negros y 1.200 cascos de intervención reconvertidos. Hasta 2021, la planificación incluye la incorporación de otros 1.350 escudos, 2.400 pantallas, 1.200 chalecos antidisturbios, 6.000 fumígenos y 2.000 lacrimógenos.

Defensas extensibles

La Policía Nacional, igualmente, ha tramitado un expediente de adquisición de un mínimo de 10.000 defensas extensibles, concretamente 4.615 para este año y 5.385 para 2020. El Servicio de Armamento y Equipamiento Policial prepara ahora un protocolo para su utilización por parte de los funcionarios del Cuerpo.

«Vemos cómo las reivindicaciones de esta organización sindical, entre otras, por la petición de medios materiales idóneos para la realidad policial actual, tienen una respuesta positiva por parte de la Administración. Aunque pensamos que son pocas unidades las adquiridas, esperamos que tras la formalización de los protocolos de manejo de extensibles y táser se ejecuten las compras necesarias para dotar a todos y cada uno de los policías de estos medios de defensa que ya disponen otras policías autónomas», explica la Confederación Española de Policía (CEP) en una circular enviada a sus afiliados.

Te puede interesar

Comentar ()