Política

El Gobierno vasco recomienda suspender "por sensibilidad" la conferencia de dos etarras

El preso de ETA, Ramón López Abetxuko, durante el homenaje en Vitoria tras su puesta en libertad.

El Gobierno vasco ha solicitado a los organizadores de la conferencia de dos ex miembros de ETA, prevista para mañana en el Campus de Vitoria de la Universidad del País Vasco (UPV) que demuestren «sensibilidad» hacía las víctimas del terrorismo y que suspendan la intervención del ex preso de ETA, José Ramón López de Abetxuko, -condenado por el asesinato del ex jefe de la POlicía de Alava, los Minoñes, Jesús Velasco Zuazola, y el ex jefe de la Policía Municipal de Vitoria, Eugenio Lázaro- y del abogado de presos de la banda terrorista, Txema Matanzas, condenado por pertenencia a organización terrorista.

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado esta mañana que a pesar de que desde un punto de vista jurídico la conferencia puede ser legal, considera que la entidad organizadora, la plataforma de apoyo a los presos Sare, debería decidir no celebrarla y tener en cuenta «la sensibilidad ante situaciones, que aunque legales, pueden herir a las víctimas», ha declarado en Radio Euskadi. La jornada anunciada para mañana contará con la participación de López de Abetxuko, que abandonó la cárcel en junio de 2018 tras cumplir 30 años encerrado por dos delitos de asesinato, y con Matanzas, condenado a diez años de prisión por pertenencia a ETA. Ambos están llamados por Sare para hablar a los universitarios sobre la situación de los presos de ETA enfermos.

El abogado Matanzas, que cumplió diez años en prisión y que salió en libertad el 28 de diciembre de 2017, compareció en el Parlamento Vasco en el seno de la Ponencia de Memoria y Convivencia. Durante su intervención, el 22 de mayo del año pasado, Matanzas aseguró que no se debía exigir a los presos de ETA requisitos «subjetivos» para que se acogieran a beneficios penitenciarios. Cuestionó exigencias como que tuvieran que hacer una «autocrítica devastadora», que se les reclamara el «repudio o rechazo de la violencia» o que se exigiera «pedir perdón» a las víctimas. Además, aseguró que actualmente las asociaciones de víctimas del terrorismo tenían»demasiada capacidad para decidir sobre el proceso de resocialización» de los presos de ETA. Sus palabra provocaron un profundo malestar entre las organizaciones de víctimas del terrorismo.

Sare ha asegurado esta mañana que mantiene la convocatoria y que ésta se celebra a petición de un grupo de alumnos. El portavoz de la plataforma, el ex consejero de Justicia del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, ha asegurado que las intervenciones tendrán lugar «con el más absoluto respeto de las victimas de las violencias cometidas en este país».

La jornada anunciada para mañana por Sare ha provocado el rechazo de varias asociaciones de víctimas. El Colectivo de Víctimas del País Vasco, Covite, denunció el pasado fin de semana la celebración de la jornada y pidió sus suspensión y prohibición en el campus de la UPV. Denunció que una institución pública ceda sus instalaciones para celebrar un acto de estas características para «intoxicar el pensamiento de los más jóvenes con un ideario radical y excluyente».

La asociación Esteban de Garibay, liderada por el ex delegado del gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha anunciado que se concentrará ante el edificio donde se celebrará la jornada para denunciar que se dé voz a dos presos de ETA en un campus universitario. A la jornada acudirá también el PP vasco, que a través de su presidente en Álava, Iñaki Oyarzabal, ha asegurado que es «una vergüenza, una aberración y una indignidad que ofende a las víctimas». Oyarzabal ha afirmado que la UPV debe dejar de prestarse a este tipo de acciones que se impulsan sólo para «blanquear el pasado de estos criminales». «¡Basta ya!». Por su parte el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha solicitado por carta a la rectora de la UPV, Nekane Balluerka, que impida la celebración de la charla universitaria y «deje de mirar hacia otro lado»: «Convertir en referencia a ex terroristas no arrepentidos no debería tener cabida en la universidad».

Esta mañana la plataforma Sare volvía a convocar a los universitarios y simpatizantes a la jornada prevista para mañana al mediodía y anunciaba además un nuevo acto par el próximo día 21, una marcha desde el centro de Vitoria hasta la cárcel de Zaballa en la capital alavesa.

Comentar ()