Varias decenas de Mossos d’Esquadra se han concentrado este miércoles frente al Parlament, coincidiendo con el arranque del pleno y la sesión de control al Govern, para reclamar al Departamento de Interior que concrete mejoras laborales para el cuerpo.

La convocatoria la firman la mayor parte de los sindicatos de la policía catalana y llega dos días después de que los representantes sindicales abandonaran una reunión con la Generalitat en muestra de rechazo a lo que consideran una falta de concreción por parte de Interior, que debe abordar cuestiones como la aplicación de los acuerdos sellados en 2018.

Los concentrados han exhibido carteles de «Se vende» -como los que se usan para anunciar la venta de viviendas- y otras pancartas dirigidas al conseller de Interior, Miquel Buch, con mensajes como «Buch, solo palabras y ningún hecho».