La Fiscalía Anticorrupción solicita cuatro años de prisión para Eduardo Bautista García, conocido artísticamente como Teddy Bautista, por un presunto delito de administración desleal como presidente del Consejo de Dirección de la institución de autores y editores desde 1995 hasta 2011.

El Ministerio Público acusa a Bautista, investigado en la Audiencia Nacional por su gestión al frente del organismo, de haberse hecho con todo el poder efectivo de ésta y haberla «plegado a sus designios» para aprobar operaciones de creación de sociedades mercantiles a través de las que se hicieron compras (como la de los teatros Coliseum o Lope de Vega de Madrid) por hasta 80 millones de euros que dañaron gravemente desde el punto de vista económico a la sociedad.

Anticorrupción afirma que, a lo largo de los años, Bautista consiguió «el máximo poder de decisión y de ejecución en el seno de la SGAE, hasta el punto de que, en la práctica, los distintos órganos de la estructura organizativa de la entidad han estado supeditados a sus designios, sin un contrapeso efectivo, ya que los mecanismos de control sufrieron una progresiva degradación, cuando no eliminación, en paralelo a la acumulación de poder del Presidente del Consejo Directivo, con los consiguientes efectos dentro de una sociedad de gestión de las dimensiones alcanzadas por ésta».

«Progresivas tergiversaciones de la realidad»

Para ello, según el duro escrito de la Fiscalía, el acusado hizo «progresivas tergiversaciones de la realidad» para aprobar las operaciones de manera casi clandestina, utilizando expresiones como «esto tiene que ser un pacto entre caballeros».

Como ejemplo de ello, para aprobar la compra de los teatros Coliseum y Lope de Vega de la Gran Vía de Madrid por parte de la entidad de gestión, en la sesión del Patronato de la Fundación Autor del 9 de diciembre de 2009, a pesar de que no constaba en el orden del día la operación de compra de los teatros, en el último punto de dicha sesión, correspondiente a “asuntos varios”, se trató de la misma a partir de que el acusado afirmara que él únicamente tenía un asunto, aunque de “dimensión cósmica”, se recoge en el escrito de la Fiscalía.

29 millones de indemnización a la SGAE

Anticorrupción solicita, además de los cuatro años de prisión para Bautista, que indemnice a la Fundación SGAE con casi 29 millones de euros en concepto de responsabilidad civil.

Precisamente esa es la cifra en la que los fiscales, apoyándose en un estudio de la consultora Ernst & Young por el sistema de Descuento de Flujos de Caja (DFC) cifran el perjuicio provocado en la Fundación Autor o SGAE por Teddy Bautista.

En la pieza separada Arteria, investigada en el Juzgado Central de Instrucción número 5, se ha abordado concretamente la compra de las sociedades EMVI y EUSA por parte de la SGAE. Según el escrito del Ministerio Público, «se ha podido determinar que el valor de mercado al momento de la compra (diciembre de 2009) de las sociedades EMVI y EUSA ascendía a un total de 53 millones de euros. En un escenario del 50% de ocupación media el valor total sería de 56, 4 millones de euros. Es decir, habiéndose pagado por tales entidades un precio de 83 millones, la cantidad indebidamente satisfecha por la Fundación Autor a la vendedora, tras las ilícitas maniobras del acusado Eduardo Bautista ya descritas, ascendió a 29, 8 millones», afirma la acusación de cara al auto de apertura de juicio que tendrá que dictar el juez de la Audiencia Nacional.