Arran, el colectivo juvenil vinculado a la CUP, ha criticado a Tsunami Democràtic por difundir unas directrices que llaman a la «no violencia» durante el FC Barcelona – Real Madrid que se juega este miércoles a las 20.00 horas en el Camp Nou.

Tsunami ha asegurado en sus directrices que no hay que tratar al oponente «como a un enemigo» y que «nadie tiene toda la razón y ni está equivocado del todo». «Estamos dispuestos a soportar sufrimiento en vez de infringirlo. No combatiremos con violencia si nos atacan», han defendido.

Arran ha manifestado su desacuerdo con Tsunami y les ha respondido diciendo que «ejercer desobediencia» no significa mantener una actitud pasiva, tampoco están dispuestos a no responder a la violencia policial: «Ni pasividad ni indefensión».

Miles de efectivos policiales están desplegados está tarde en la ciudad catalana para garantizar la seguridad de los jugadores y aficionados durante la previa y el partido ante la amenaza de Tsunami Democràtic de boicotear el encuentro con acciones de protesta. Por el momento, no se han producido mayores incidentes durante el traslado de los jugadores de los dos equipos al estadio.