Política

El Rey llama a "fortalecer los valores que representa nuestra Constitución"

En un discurso con referencias explícitas a Cataluña, Felipe VI se muestra confiado en la capacidad de resolverla dentro de la Constitución: "Confiemos en España y mantengámonos unidos"

Mensaje de Navidad de Felipe VI. EFE

Felipe VI no ha esquivado a Cataluña. No lo ha hecho en ningún momento desde el principio de su reinado. Su aparición pública tuvo un rol fundamental en la crisis de octubre de 2017 y, en su mensaje televisado de esta Nochebuena, el Rey ha vuelto a focalizar su discurso en la crisis territorial que amenaza a España y a la que ha dedicado buena parte de su discurso.

Cataluña ha sido la única región mencionada explícitamente por el monarca al referirse a dos de los desafíos que enfrenta el país de cara a 2020: la «cohesión social» y «el deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones». El Rey no ha hecho mención a las negociaciones de Pedro Sánchez con ERC para desbloquear la investidura, aunque sí ha subrayado la facultad del Congreso de los Diputados para «tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles».

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

El rey Felipe no ha ocultado que en España «vivimos tiempos difíciles» pero ha reclamado que «por eso precisamente», el país debe contar más que nunca con «una confianza firme en nosotros mismos y en España, que siempre ha sabido abrirse camino cuando hemos afrontado el futuro con responsabilidad, con generosidad y rigor, con determinación, pero también con reflexión y serenidad».

Felipe VI ha enfatizado que la sociedad española «es y se siente profundamente europea» tras la ola de euroescepticismo generada por la decisión del TJUE sobre Oriol Junqueras

Pese a mencionar como problemas la adaptación a la nueva era tecnológica, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres, el cambio climático o los movimientos migratorios, ha sido la unidad nacional lo que ha centrado la mayor parte del discurso de Felipe VI, pronunciado desde el Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela. La estancia estaba engalanada con las banderas de España y la Unión Europea, un nacimiento de la colección privada de la Casa Real, una foto de la Familia Real junto a premiados con la Orden al Mérito Civil, la Constitución Española y un volumen histórico de Patrimonio Nacional sobre La Insigne Orden del Toisón de Oro.

Felipe VI ha enfatizado que la sociedad española «es y se siente profundamente europea e iberoamericana», tras la ola de euroescepticismo generada al albur de la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea respecto a Oriol Junqueras. Al mismo tiempo, ha defendido la homologación mundial de España como un Estado Social y Democrático de Derecho y ha llamado a mantener una autoestima cimentada en «el dinamismo de nuestra sociedad» y «la solidez de nuestro Estado».

Para preservar ese patrimonio, el Rey ha recetado «no caer en los extremos» ni en «una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores», a la vez que ha ejercido una defensa sin fisuras de la Constitución como garante de igualdad y estabilidad.

«Todo cuanto hemos logrado no se ha generado de manera espontánea. Es el resultado en última instancia de que millones de españoles, gracias a nuestra Constitución, hemos compartido a lo largo de los años unos mismos valores sobre los que fundamentar nuestra convivencia, nuestros grandes proyectos comunes, nuestros sentimientos e ideas», ha dicho en ese sentido.

‘La unidad que nos da fuerza’

El Rey ha loado el «deseo de concordia» que llevó a «derribar muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que habían marcado muchos episodios de nuestra historia», aunque ha recordado la «fragilidad» de esas conquistas y la necesidad de mantener un esfuerzo continuo para preservarlas.

El mensaje más claro respecto a la situación en Cataluña lo ha trasladado el monarca al referirse a «la voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución». Un texto que, ha remarcado, «reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza».

Para finalizar, Felipe VI ha asegurado que los desafíos que enfrenta España «no son sencillos» pero se ha mostrado «convencido» de la capacidad del país para superarlos. «Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad. Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas», ha sentenciado el Rey.

Comentar ()