El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder del PNV, Andoni Ortuzar, han cerrado este lunes un acuerdo de investidura con un documento de 12 puntos que han rubricado ambos dirigentes a la una del mediodía. Entre los puntos más polémicos y relevantes se encuentra el de avanzar en un antigua reivindicación del nacionalismo en País Vasco: el de crear una selección de fútbol de Euskadi, con el objetivo de «buscar cauces para aumentar la presencia internacional». «Es un tema complejo, pero si hay voluntad política se puede superar», declaraba Ortuzar a los medios.

Transferir Tráfico a Navarra

El PSOE y PNV han acordado traspasar las competencias de tráfico a la Comunidad foral en el plazo de seis meses con «el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la Comunidad Autónoma Vasca», donde el tráfico es una competencia de la Ertzaintza. Actualmente en Navarra es la Guardia Civil la que realiza esa función.

Este es uno de los puntos acordados entre socialistas y ‘jeltzales’ para permitir la investidura de Pedro Sánchez, un acuerdo que ha sido firmado este lunes por los líderes de ambos partidos, Pedro Sánchez y Andoni Ortúzar.

Navarra Suma ha señalado en diversas ocasiones que detrás de la petición de la competencia de tráfico se esconde el intento de los nacionalistas de echar a la Guardia Civil y a la Policía de la comunidad foral.

El acuerdo suscrito entre PSOE y PNV recoge otro compromiso que hace referencia a la Comunidad foral. Así, en el punto 10 se indica que «el proceso de determinación de los objetivos de déficit correspondientes a la CAV y a la Comunidad foral, así como el de los criterios de reinversión del superávit de las entidades locales, diputaciones forales y gobiernos en sus respectivos territorios, se realizará con la participación y en el marco de las comisiones mixtas del Concierto y el Convenio».

Impulsar la identidad de Cataluña y País Vasco

En el acuerdo se llama también a «impulsar, a través del diálogo entre partidos e instituciones, las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales». Y también reclaman las «las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de la CAV, atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia».

Según Antonio Ortuzar, este planteamiento se tiene que traducir en «derechos políticos» para estas comunidades autónomas. «Hay margen y campo de juego suficiente para hablar y buscar soluciones», ha exclamado el dirigente nacionalista vasco. Preguntado sobre la posibilidad de que la votación definitiva de investidura se celebre el 5 de enero, Ortuzar ha señalado que el hecho de que haya Gobierno «va a ser un buen regalo».

En ese acuerdo con el PSOE también incluyen el traspaso de las competencias pendientes del Estatuto de Guernica y el presidente del PNV ha incluido ahí las de Prisiones y de Seguridad Social.