La sorpresa ha saltoa en medio de la intervención de los ocho portavoces del Grupo Plural, una escisión del Mixto con el que aliviar la enorme carga numérica que iba a tener. Ha sido la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, que ha pasado de la abstención que había decidido este viernes la ejecutiva de Coalición Canaria a un sonoro «no» contraria a «arrodilarse ante el secesionismo» y traicionar a su gente.

Eso esto, un voto que añadir al bloque del «no» para una investidura que siempre pende de un hilo. Al menos los socialistas han conseguido que ERC se mantenga en la abstención de sus 13 diputados a pesar de la decisión de la Junta Electoral Central sobre Quim Torra y Oriol Junqueras.