Política

Puigdemont reta al Supremo con una visita a los presos del procés el 23 o 24 de febrero

El ex president quiere aprovechar una "misión de parlamentarios europeos" a las cárceles para encontrarse con los líderes independentistas condenados por sedición y malversación

logo
Puigdemont reta al Supremo con una visita a los presos del procés el 23 o 24 de febrero

Carles Puigdemont, este lunes en el Parlamento Europeo. EFE

Resumen:

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha retado este martes al Tribunal Supremo al explicar que, valiéndose de su «inmunidad» como miembro del Parlamento Europeo, «trabaja» para poder unirse a un grupo de eurodiputados que prevén visitar en febrero a los líderes independentistas presos.

En declaraciones a RAC 1, Puigdemont ha subrayado que, como eurodiputado, dispone de «inmunidad en el conjunto de países de la Unión Europea», pero teme que si entra en España será detenido.

Por ello, piensa preguntar al Parlamento Europeo si efectivamente goza de inmunidad también en España o hay una «excepción española». «Estamos trabajando para que se resuelva esto de manera formal», ha señalado el expresident, que ha expresado su voluntad de «visitar a los presos políticos» en Cataluña, sumándose a una delegación de eurodiputados.

«Si aquí hay una misión de parlamentarios europeos para el 23 o 24 de febrero, que quieren ir a visitar las cárceles, si ya pudiésemos formar parte de esta comitiva, sería fantástico», ha afirmado Puigdemont, que además prepara para la segunda quincena de febrero un acto político en Perpinyà.

El juez mantiene la orden nacional

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, mantiene la orden nacional de detención contra el ex presidente catalán puesto que está procesado por los delitos de sedición y malversación en el procés y no pudo ser juzgado al fugarse a Bélgica.

El pasado 10 de enero, el instructor del Supremo confirmó que no necesita elevar ningún suplicatorio al Parlamento Europeo para mantener la orden de detención nacional contra Puigdemont. Su inmunidad parlamentaria en España está regida por las leyes nacionales. Así, puesto que ya ha sido procesado, no disfruta de ésta en nuestro país, según expuso el juez Llarena en su auto del 10 de enero.

En sus autos, el juez destacó que «tanto la Constitución Española como los reglamentos del Congreso y del Senado establecen que los diputados y senadores no podrán ser ‘inculpados ni procesados’ sin la previa autorización de la Cámara respectiva, lo que la Sala Penal del Tribunal Supremo ha interpretado, en auto del pasado 14 de mayo, en el sentido de que no es obligado recabar la autorización parlamentaria respecto de cualquier parlamentario que acceda al cargo después de su procesamiento».

En cuanto a la orden europea de detención y entrega, Llarena también decidió mantenerla contra el eurodiputado de Junts per Catalunya aunque en suspenso hasta que la Eurocámara decida retirar la inmunidad a Puigdemont por medio del suplicatorio que el juez ya ha remitido al Parlamento Europeo.

Enfrentamiento con un diputado

Sobre su estreno como miembro de la Eurocámara, este lunes en Estrasburgo (Francia), ha relatado que se cruzó con un eurodiputado español que le lanzó con «rabia» un «improperio» al pasar a su lado: «Estás aquí gracias a España».

También ha comentado que vino a saludarle el histórico dirigente del UKIP Nigel Farage, con quien habló de «derechos fundamentales, democracia y respeto por el voto de la gente».

Puigdemont ha puntualizado que a los partidos euroescépticos los «combate políticamente desde siempre» y se sitúa «entre los euroexigentes», opuestos al euroesceticismo y la eurofobia.

Comentar ()