España ha violado las sanciones aprobadas por la Unión Europea contra 11 jerarcas del régimen chavista al dejar que el avión en el que viajaba la vicepresidenta Delcy Rodríguez entrara en su espacio aéreo. Es lo que dispone el artículo 20 del reglamento del Consejo del 13 de noviembre de 2017 relativo a medidas restrictivas debido a la situación en Venezuela.

Dice el artículo 20: «El presente reglamento se aplicará: a) en el territorio de la Unión, incluido su espacio aéreo; b) a borde toda aeronave o buque que esté bajo la jurisdicción de un Estado miembro».

En este caso las medidas restrictivas se dirigían a siete jerarcas del régimen, pero después de las elecciones presidenciales fraudulentas de mayo de 2018 se extendieron a 11 dirigentes, y ahí ya figura Delcy Rodríguez, mano derecha de Maduro, y muy cercana al ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. El reglamento de noviembre de 2017 se incorpora a lo aprobado tras el fraude electoral de 2018.

A Delcy Rodríguez se le considera que merece la sanción de la UE por «menoscabar la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela, en particular mediante la usurpación de las competencias de la Asamblea Nacional y su utilización para atacar a la oposición e impedirle su participación en el proceso político», según lo aprobado el 25 de junio de 2018.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Delcy Rodríguez llegó el domingo a medianoche a Madrid en un avión privado de la compañía Sky Valet y se reunió en secreto con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, número tres del PSOE, según informó Voz Pópuli. Viajaba junto al ministro venezolano de Turismo, Félix Plasencia, quien ha estado en Madrid como jefe de la delegación que visita Fitur.

Al aeropuerto acudió el ministro de Transportes a recibir al titular de Turismo, amigo personal, según su versión. Mantiene que apenas coincidió unos minutos con la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Lo cierto es que había saltado la alarma en el ordenador de la policía aeroportuaria al introducir el nombre de la factótum chavista: Delcy Eloína Rodríguez Gómez. Tiene prohibida su entrada en el espacio Schengen, pero eso incluye el espacio aéreo, según el reglamento de noviembre de 2017, incorporado a las sanciones fijadas en 2018 y posteriormente prorrogadas en 2019.

Sin embargo, la versión de Voz Pópuli apunta que mantuvo una reunión y que la vicepresidenta pisó territorio español porque estuvo en la sala de autoridades hasta poco antes de que su avión saliera rumbo a Estambul a primera hora de la tarde del lunes 20.

Pero España ya había violado las sanciones de la UE, ya que establecen que estos jerarcas chavistas no pueden entrar «el espacio aéreo» de los Veintiocho.

Según ha podido saber El Independiente por fuentes policiales, los Ministerios del Interior y Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, conocían desde la tarde del pasado domingo 19 que Delcy Rodríguez viajaba en el avión de Sky Valet que iba a hacer una escala en Madrid a medianoche para partir luego rumbo a Estambul.

Varios miembros del gabinete de Pedro Sánchez temían que Delcy Rodríguez quisiera acudir a Feria Inernacional de Turismo (Fitur) junto al ministro de Turismo venezolano. De hecho, en numerosos medios venezolanos circuló el rumor de que Delcy Rodríguez venía como jefa de la delegación venezolana.

El hecho de que al menos dos ministros de Sánchez conocieran que la número dos de Nicolás Maduro viajaba a España es de gran relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que los sancionados no pueden entrar en el espacio aéreo de la UE.

Después de negar que se hubiera producido el encuentro con Delcy Rodríguez cuando Vózpopuli trató de contrastar la información, el entorno de Ábalos difundió que fue «fortuito» y que se limitó a un saludo «forzado por las circunstancias». Las versiones han ido cambiando hora a hora. Y lo que nos queda por saber.