La Asamblea de Ceuta ha vivido una sonada bronca entre miembros de Vox y Mohamed Ali, líder de Caballas. El tono, los insultos y la tensión cercana a las manos ha obligado a Juan Vivas presidente de la Asamblea a dar por terminada la sesión. Un momento que ha recogido Faro TV.

Ali ha abierto la sesión defendiendo una propuesta sobre la necesidad de firmar un Tratado de Buena Vecindad con Marruecos que ordene el «caos» fronterizo y Redondo ha aprovechado su primer turno en el uso de la palabra para acusar al localista de animar o colaborar con la salida, el pasado lunes, de dos de los seis diputados del Grupo Parlamentario de Vox, a cuya cúpula han tildado de «islamófoba» tras la divulgación de mensajes de grupos de Whatsapp.

Al recuperar la palabra, el líder de Caballas ha tildado a los líderes de Vox de «cobardes» y les ha animado a «salir a la calle» a decir lo mismo que escribían en privado. A gritos, Verdejo, Redondo y Ruiz, policía nacional en excedencia, le han tachado de «sinvergüenza» y de «payaso».

Tras la suspensión del Pleno, Ali se ha acercado a Ruiz y le ha invitado a encontrarse fuera de la Cámara. «Si me tiras el guante te lo cojo», le ha retado antes de abandonar el Salón de Plenos, en el que los siete diputados socialistas han repudiado el comportamiento de la «ultraderecha» mientras los representantes de Vox clamaban contra los «tránsfugas» que han dejado su grupo supuestamente instigados también por el PSOE.

Ali ha reconocido que sus formas «no han sido apropiadas» y ha pedido disculpas

Al retomarse la Sesión Plenaria, Ali ha reconocido que sus formas «no han sido apropiadas» y ha pedido disculpas «al Pleno en su totalidad, a los medios de comunicación y a la ciudadanía». «No se tiene que insultar nunca», ha manifestado.

Redondo se ha pronunciado «en la misma línea». «Pedimos disculpas a la totalidad de los miembros de la Asamblea, a los medios, a todos los que nos están viendo y a los asistentes a este Pleno: la normalidad debe volver», ha apostado.

El presidente, que como el PP de Ceuta todavía no ha valorado el contenido de los mensajes difundidos de la dirección de Vox, que los ha tildado de «manipulados», se ha «congratulado» por la reacción de ambos portavoces. «Diferencias al margen, hay un denominador común, la defensa del interés general de los ceutíes y de la buena imagen de esta institución», ha resumido.