La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, va a proponer a los órganos de su partido que la formación naranja cierre acuerdos «transversales» con otras fuerzas «constitucionalistas» para concurrir juntos en las elecciones autonómicas de Cataluña, el País Vasco y Galicia.

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa en la Cámara Baja, en la que ha concretado que su intención es que este asunto se pueda «debatir y decidir» en una reunión de la dirección del partido que tendrá lugar la semana que viene. Arrimadas ha llegado incluso a acuñar un posible nombre para esas candidaturas: «Mejor Unidos».

Esta opción, que ya fructificó en Navarra junto al Partido Popular y UPN, lleva en boca del PP catalán desde el verano. Pero tiene visos de acelerarse ahora con la convocatoria electoral ya en el horizonte, aunque aún sin fecha.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunció esta semana que convocará elecciones una vez que se hayan aprobado los Presupuestos en el Parlament, a principios de marzo. A partir de ahí se abre un plazo que podría llevar los comicios a los meses de mayo o junio, si median recursos a las cuentas que puedan retrasar el calendario y dar aire a la confección de las listas.

Una de las voces más destacadas del PP catalán, el diputado Alejandro Fernández, insistía en esa idea este miércoles tras la publicación de una encuesta en la que el PP obtenía 11 escaños, por sólo 9 de Ciudadanos, que se desplomará tras ser el partido más votado en Cataluña en 2017.

«Incluso así, sigo apostando por ir juntos y sumar más. Juntos podemos aspirar a la victoria», escribía en su perfil de Twitter Fernández, apuntando a la posibilidad de una coalición electoral que sumaría por encima de los 20 escaños y se mantendría como una fuerza muy relevante en el futuro Parlament.