Raül Romeva entrevistado en el programa matinal de TV3. Oriol Junqueras será la estrella del retorno de Jordi Évole al prime time de La Sexta. Y Jordi Turull será entrevistado por el programa estrella de los sábados en la cadena autonómica, FAQS. Una vez superada la comparecencia ante la comisión parlamentaria dedicada al 155, Serveis Penitenciaris de la Generalitat ha abierto la veda para la entrada de cámaras de televisión en el centro penitenciario de Lledoners, donde cumplen condena los hombres procesados por el 1-O.

Hasta ahora, la administración autonómica había mantenido el criterio general del reglamento penitenciario, impidiendo la entrada de grabadoras, mucho menos móviles, en las entrevistas concedidas por los responsables de la declaración de independencia. El criterio ha cambiado ahora, según fuentes del departamento de Justicia citadas por Vilaweb, porque con la sentencia firme y la clasificación del grado penitenciario ya fijada, han decidido dar la oportunidad de ser entrevistados para televisión a todos los condenados. Una entrevista por preso, aseguran en este medio. El Departamento ha declinado explicar este cambio de postura a El Independiente.

Las tres entrevistas tienen un marcado peso político, y llegan en la semana en que Quim Torra ha abierto ya oficialmente la precampaña al anunciar que convocará elecciones tras la aprobación de los presupuestos, previsiblemente para la primera quincena de mayo. Los sindicatos de prisiones reconocen que es una medida extraordinaria pero no única, las cámaras ya habían entrado antes en prisiones catalanas y españolas. Pero «estaría bien que la prensa tuviera más acceso» a los centros con carencias, «y no solo a lo que la administración quiere» apunta Francesc López, portavoz de Acaip en Cataluña.

Romeva abre la veda

La veda la abrió ayer TV3, con la emisión de la entrevista a Romeva. El jefe de Internacional de TV3, Joan Carles Peris, fue el encargado de entrevistar al ex conseller de Exteriores en un encuentro en la prisión de Lledoners en el que se podía ver a Romeva moviéndose con aparente libertad por el interior de la prisión. Una imagen que, a juzgar por la foto promocional, se repetirán en la entrevista a Turull que la cadena autonómica emitirá la noche del sábado.

El domingo llegará el estreno en una cadena de ámbito nacional: Junqueras en La Sexta, de la mano de Évole. El periodista ha defendido la entrevista recordando el histórico programa de entrevistas de Jesús Quintero «Cuerda de presos«. López lo matiza: «Quintero entrevistaba a delincuentes comunes», algunos de ellos con graves delitos de sangre, mucho más incómodos para la administración que el líder del partido político al mando de la Conselleria de Justicia. En resumidas cuentas, «nada que ver con Junqueras».

El portavoz sindical destaca, en este sentido, el poder absoluto de la administración penitenciaria catalana para decidir quién accede a las instalaciones y con que medios. «La administración tiene el monopolio» a la hora de decidir si entran cámaras, de qué medios y en qué condiciones. El director del centro puede apoyar la medida, pero la decisión no está en sus manos.

López advierte además de que la presencia de cámaras de televisión puede provocar problemas de seguridad, poner en cuestión la privacidad de los reclusos y de los funcionarios que trabajan en los centros. Y pone como ejemplo el programa grabado por TV3 sobre el cierre de la prisión Modelo de Barcelona. Los últimos reclusos y los funcionarios se encontraron por sorpresa con los cámaras de la televisión autonómica por los pasillos de la cárcel, sin que la dirección del centro hubiera advertido a unos y otros sobre la presencia de periodistas.