El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla y coordinador territorial de Ciudadanos (Cs), Eduardo de Castro, se ha mostrado en contra de la propuesta de Inés Arrimadas de que Cs vaya unido al PP en las próximas citas electores que están previstas que se convoquen en este 2020, como Cataluña, País Vasco y Galicia.

Eduardo de Castro ha tachado de «vergonzante, decepcionante y errática decisión» la estrategia de la portavoz del Grupo parlamentario de Cs en el Congreso de los Diputados de promover una «reunión extraordinaria» de la dirección del partido para debatir y explorar la posibilidad de cerrar un pacto «global» con los partidos «constitucionalistas» de cara al próximo ciclo electoral que incluye comicios autonómicos en las tres regiones históricas.

El único mandatario autonómico con el que cuenta el partido «naranja» tras las elecciones de mayo de 2019 ha señalado que la anterior estrategia de Albert Rivera, de alianzas con el PP que necesitaron el respaldo de Vox primero y después un intento de superar al PP como jefe de la oposición, «nos costó 47 diputados» y opina que la actual de Inés Arrimadas de promover la candidatura única con PP en Cataluña, País Vasco y Galicia puede suponer a Cs «perder los 10 (diputados) que quedan» en el Congreso.

Eduardo de Castro, que es presidente de Melilla con un único escaño en la Asamblea de Melilla sobre 25 diputados, tras incumplir la directrices de su formación de respaldar a la lista más votada (la del PP de Juan José Imbroda), ha hecho estas manifestaciones una semana después de encontrarse con Inés Arrimadas en el stand melillense en la Feria Internacional del Turismo (Fitur), donde acudió acompañada del vicepresidente de Madrid Ignacio Aguado, el eurodiputado José Ramón Bauzá y diputado valenciano Toni Cantó.

Esta visita fue destacada por el hecho de que Cs nacional, hasta ahora, no había tenido gestos con Eduardo de Castro tras su decisión de no seguir las instrucciones de Albert Rivera y postularse a presidente y lograr el apoyo de los 8 diputados de CPM y 4 del PSOE, mientras en la oposición se quedaban PP (10) y Vox (2).