Las fuerzas políticas independentistas, soberanistas y republicanas han firmado un manifiesto conjunto en el que rechazan la monarquía, por ser una «institución anacrónica heredera del franquismo», y piden que el Rey deje de tutelar a los gobiernos y parlamentos que emanan de la voluntad popular.

El texto, titulado «No tenemos rey. Democracia, libertad y repúblicas», ha sido leído en el Congreso por los portavoces de ERC, Gabriel Rufián; JxCat, Laura Borràs; CUP, Mireia Vehí; EH Bildu, Oskar Matute; y BNG, Néstor Rego, en castellano, gallego, catalán y euskera, justo una hora antes de la apertura de la XIV Legislatura y para escenificar las razones por las que no asisten a la sesión solemne.

«La monarquía española y su máximo exponente, el rey de España, no nos representa», comienza un texto en el que se asegura que la sociedad catalana, vasca y gallega «rechazan mayoritariamente» la figura de una institución que se sustenta en el objetivo de «imponer la unidad de España y sus leyes, negando los derechos civiles, políticos y nacionales» que asisten a la ciudadanía.

Los independentistas, soberanistas y republicanos afirman en el manifiesto que el rey «no es un interlocutor válido para nosotros, ni tiene la legitimidad de nuestros pueblos, ni le reconocemos ninguna función política».

«Menos aún -recuerdan- cuando su papel para con nuestras naciones no ha sido otro que el de intentar imponer proyectos y valores antidemocráticos, como quedó demostrado en el discurso autoritario pronunciado el 3 de octubre» de 2017.

Según los firmantes del texto, «la monarquía española es un estamento que no responde a los valores republicanos de libertad, igualdad y democracia» y una democracia real, dicen, «solo será posible desde la ruptura con la herencia, las bases y valores que representa el rey y su figura».

Por ende, consideran que el rey y la monarquía «deben dejar de ejercer su tutela sobre la ciudadanía y sobre los gobiernos y parlamentos que de la voluntad popular emanan».

«Solo así -dicen- se podrá dar cauce a soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia». El texto está suscrito por ERC, Sobiranistes, Junts per Catalunya, la CUP, EH Bildu y el BNG.