El Delcygate es «un tema europeo». De ahí que el eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas haya promovido que en el Parlamento Europeo se aborde este martes la cuestión del incumplimiento por parte del gobierno de Sánchez del régimen de sanciones de la UE contra la vicepresidenta del régimen chavista, Delcy Rodríguez. El gobierno español permitió que la sancionada entrara en el espacio aéreo español y además pisara territorio español, en el aeropuerto de Barajas. Además, Delcy Rodríguez se encontró en el aeropuerto con el ministro español de Transportes, José Luis Ábalos. El Pleno ha aprobado que tenga lugar el debate con el apoyo de los liberales (Renew Europe) y de los eurodiputados del Partido Popular Europeo, el más grande en la Cámara.

La iniciativa de Cañas ha logrado luz verde por 189 votos a favor, 159 en contra y diez abstenciones. Los eurodiputados del PSOE y de Unidas Podemos, partidos de la coalición de gobierno en Madrid, se han manifestado en contra de esta modificación del orden del día. Acusan a populares y Ciudadanos de querer trasladar el debate nacional al Parlamento Europeo.

Jordi Cañas, promotor del debate del martes, explica a El Independiente cuál es el propósito que le ha movido a colocar el Delcygate en el seno del Parlamento Europeo. «Quiero saber qué le ha explicado el gobierno de España a la Comisión y al Consejo (sobre el encuentro de Delcy Rodríguez y Ábalos) porque a los españoles nos han dado muchas versiones, desde que no se había reunido hasta que había sido media hora. ¿Qué piensan hacer contra el gobierno español que ha violado las resoluciones?», plantea Cañas, exultante por su éxito.

En la madrugada del 20 de enero aterrizó en Madrid un avión en el que viajaba la vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. Iba con ella el ministro de Turismo, Félix Plasencia, que encabezó la delegación venezolana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur). El ministro de Transporte, José Ábalos, muy cercano al jefe del gobierno, Pedro Sánchez, estuvo con la vicepresidenta venezolana en el aeropuerto, según publicó Voz Pópuli.

Es un tema europeo. El gobierno español vulnera decisiones adoptadas por el Consejo. Son sanciones que impulsó el Parlamento Europeo, y aprobaron Consejo y Comisión, y el gobierno español las ha incumplido», dice Cañas

Ábalos ha dado varias versiones sobre este controvertido encuentro. Finalmente, ha reconocido que habló con la vicepresidenta con el fin de que procediera a salir del país lo antes posible. Delcy Rodríguez, muy cercana al ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dejó España a primera hora de la tarde del lunes, con rumbo a Estambul. Zapatero ha dado la sorpresa este viernes con una visita al líder chavista, Nicolás Maduro, justo cuando resuenan los ecos del llamado Delcygate.

De acuerdo con las sanciones impuestas por la Unión Europea, Delcy Rodríguez no puede entrar en el espacio aéreo de la UE, ni pisar su territorio. Forma parte de la decena de dirigentes chavistas a quienes la UE hace responsables de violaciones de derechos humanos.

El Delcygate «es un tema europeo. El gobierno español vulnera decisiones adoptadas por el Consejo. Es muy pertinente este debate. Son unas sanciones que impulsó el Parlamento Europeo, que aprobaron el Consejo y la Comisión, y el gobierno español no las ha cumplido. Delcy Rodríguez estuvo 14 horas en suelo español», destaca el eurodiputado de Ciudadanos.

Según Jordi Cañas, está en juego también la credibilidad de las instituciones europeas. «Si Europa tiene un déficit de credibilidad internacional, lo que no podemos hacer es que se aprueben sanciones contra el régimen de Maduro, o Siria, o Ucrania, y luego permitamos que los Estados no las apliquen, perdemos credibilidad. Por ello, han de dar explicaciones sobre lo que ha dicho el gobierno español tanto el Consejo como la Comisión». Y para evitar que vuelva a suceder habría que establecer, a su juicio, protocolos de actuación.

Con los votos del PP

Debido a que se trata del incumplimiento de las sanciones de la UE, el caso ha saltado a las instituciones comunitarias. «Como Partido Popular Europeo hicimos primero una pregunta al Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad, el español Josep Borrell. Ahora pretendemos demostrar en el Pleno que se trata de un debate europeo. Un Estado europeo ha dejado que una sancionada pisara suelo Schengen durante horas», señala la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, en declaraciones a El Independiente. Los votos del PPE, el primer grupo del Parlamento Europeo, han sido determinantes para que se aprobara este cambio de agenda.

«Con el debate queremos demostrar que es un tema europeo porque es una resolución del Consejo de la UE vinculante. Hemos pedido que el Consejo tome cartas en el asunto», añade Dolors Montserrat, que encabezó las listas del PP en las pasadas elecciones europeas.

Según Montserrat, el gobierno debería haber impedido que el avión en el que viajaba Delcy Rodríguez entrara en el espacio aéreo de la UE, y en todo caso, deberían haberla deportado nada más pisar suelo español.

El debate que se celebra este martes no concluye, en principio, con una resolución. Sin embargo, aclara Montserrat, «el propósito sería que el debate sobre Venezuela en el Pleno, que se ha pospuesto hasta marzo, incorpore lo que se trate en esta primera aproximación de los eurodiputados al Delcygate. En marzo sí habrá resolución».

El Alto Representante dijo que son los Estados miembros los que han de cumplir las sanciones. Pero si no lo hacen, ha de ser el Consejo quien lo determine. Lo importantes que se sepa que España ha incumplido», afirma Montserrat

Habrá consecuencias políticas, según explica la eurodiputada del PPE. «El Alto Representante dijo que son los Estados miembros los que han de hacer cumplir las sanciones. Pero si no lo hacen, ha de ser el Consejo quien lo determine. Lo importante es que se sepa que un Estado miembro ha incumplido. El Consejo ha de estar vigilante con un gobierno que está más cerca de Maduro que de las decisiones adoptadas por el propio Consejo de la UE», añade Dolors Montserrat.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, ha solicitado al Congreso de los Diputados investigar qué pasó en esa reunión entre Delcy Rodríguez y el ministro Ábalos. El presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea, Armando Armas, ha escrito una carta a los grupos parlamentarios en la que solicita que aclaren «cuáles son los motivos que están detrás de la reunión con el ministro José Luis Ábalos». El diputado Armando Armas está dispuesto a comparecer en el Congreso en Madrid para plantear lo que ya ah anticipado con su misiva.

El PP y Ciudadanos han pedido la creación una comisión de investigación en el Congreso para esclarecer la visita. También han presentado diversas preguntas y ha solicitado la comparecencia del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y del ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

La eurodiputada Dolors Montserrat ve compatible que la cuestión se debata en el seno de las instituciones europeas y en el Parlamento nacional. «Veremos lo que esconde Sánchez sobre el caso Delcy. No quiere entrar en debate. Si somos un gobierno de la UE, debe hacer cumplir con las resoluciones del Consejo», remarca la eurodiputada. «Es una resolución europea», añade. Ahora, Sánchez ha de abordar la dimensión europea del Delcygate.

Desde Estados Unidos, el enviado de EEUU para Venezuela, Elliot Abrams, ha reconocido que no entienden lo que pasó en el aeropuerto de Barajas cuando se vieron la vicepresidenta de Maduro y el ministro Ábalos. «No entendemos al cien por cien lo que pasó», dijo en una comparecencia ante la prensa el viernes. Y añadió: «Parece una violación de las sanciones europeas».

Es la Unión Europea quien ha de pronunciarse, como demandan los eurodiputados de Ciudadanos y del PPE.