El presidente de la Xunta de Galicia ha iniciado su carrera hacia la cuarta mayoría absoluta con un mensaje que no sólo implica un rechazo a la propuesta de coalición de Ciudadanos, sino que, además, supone un revés a la dirección del PP. «No seré rehén de ningún partido, ni siquiera del mío«.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate