España | País Vasco | Política

El PSE confirma que Sánchez transferirá a Euskadi el régimen económico de la Seguridad Social

Se incluirá en el calendario que la ministra Carolina Darias y Erkoreka cerrarán mañana durante una visita de la titular de Política Territorial a Euskadi.

El consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka, junto a la ministra de Política territorial, Carolina Darias.

El consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka, junto a la ministra de Política territorial, Carolina Darias.

El Partido Socialista de Euskadi ha confirmado hoy que el Gobierno incluirá finalmente la cesión del régimen económico de la Seguridad Social en el calendario que mañana ratificará la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, con el consejero de Autogobierno vasco, Josu Erkoreka. Lo hará durante la visita que Darias realizará a Euskadi y que supone la continuación del primer contacto que ya mantuvieron ambos mandatarios en Madrid el pasado 5 de febrero y en el que esta cuestión quedó pendiente de estudio.

En la cita se abordará el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika para lo cual se actualizará el calendario que los dos Ejecutivos suscribieron a comienzos de 2019 y que el adelanto electoral dejó varado. En el nuevo cronograma se incluirá la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social, tal y como hoy ha confirmado la secretaria general del PSE, Idoia Mendia. El Gobierno de Urkullu había considerado «incontestable» la inclusión de esta materia en el cronograma. Apelaba a ello no sólo arropado por el contenido del Estatuto de Gernika sino también por un reciente pronunciamiento del Tribunal Constitucional reconociendo la titularidad de Euskadi sobre la materia.

El artículo 18 del Estatuto de Gernika determina que el desarollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado, «salvo las normas que configuren el regimen económico de la misma» le corresponden al Gobierno vasco. El Ejecutivo autonómico siempre ha recordado que la cesión se haría en cuaqluier caso preservando el «carácter unitario y de respeto al principio de solidaridad».

La máxima dirigente socialista en el País Vasco ha apuntado que la transferencia en la que se trabaja incluirá la cesión de los medios materiales -los edificios- y humanos -los funcionarios- ahora bajo mandato de la Administración central. Sin embargo, ha puntualizado que las pensiones las seguirá pagando el Estado y que tanto la tipología como la cuantía de las mismas no sufrirá variación alguna, «sólo cambiará la ventanilla».

9.600 millones al año

La transferencia de esta materia supondría dejar a la Administración vasca como responsable de la gestión de en torno a 9.600 millones de euros al año, que son los que gasta en el País Vasco la Seguridad Social. De ellos, cerca de 8.930 millones corresponden al pago de pensiones. Además, el Gobierno vasco tendría la potestad sancionadora, la de inscripción de empresas, la afiliación y la referida a las altas y bajas de los trabajadores. La competencia también llevaría aparejada la gestión y control de las cotizaciones, la recaudación de cuotas y la organización de los procesos de ingreso de las mismas.

Esta transferencia no figura entre las prioritarias, dada su complejidad, al igual que la relativa a la gestión de las prisiones, que también figurará en la lista de maś de una treintena de competencias que podrían cederse a Euskadi a lo largo de este año. Ambas hab sido consideradas por PNV y PSE como «prioritarias» para su traspaso.

Mendia ha subrayado que ceder la gestión económica no supondrá la ruptura de la ‘caja única’ de la Seguridad Social, tal y como recoge el Estatuto, la Constitución y el informe sobre el modo de cesión que plantea el Ejecutivo vasco, «quienes hablan de ruptura deberían leerselo, no cuesta mucho», ha asegurado a Radio Euskadi.

Sin romper la ‘caja única’

Lamenta que la idea de una ruptura de la caja única es una idea «que ha quedado en el imaginario de los vascos y el conjunto de España y no es cierto». Por ello, ha instado a «ser claros y hablar con propiedad» cuando se hace referencia a esta competencia. Mendia recuerda que las pensiones vascas, entre las más altas del Estado, se abonan en una parte importante -se estima que un 10%- gracias a la solidaridad del resto de España, «son deficitarias»: «Ahora la tasa de actividad es más baja y mucha más gente cobra una pensión».

Sobre la mesa también figura culminar la cesión de tres competencias cuyo traspaso estaba muy avanzado y que podría llevarse a cabo en marzo. Se trata de la legislación sobre productos farmacéuticos, el seguro escolar y las ayudas previas a la jubilación de trabajadores afectados por un ERE.

En la reunión Darias-Erkoreka de mañana también analizarán el compromiso del Gobierno de Sánchez de reconsiderar las remisiones al Tribunal Constitucional de dos leyes vascas, la ley de policía vasca y la relativa a grandes superficies. Finalmente se estudiará modificar los llamados decretos digitales aprobados por el Ejecutivo.

Comentar ()