El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha lamentado este viernes el balonazo que dio el martes a un niño, con quien ha mantenido contacto para saber si estaba bien, y ha bromeado sobre la fortuita participación del pequeño en el gol: «Siendo del Atleti, era difícil meterla».

«¿De verdad alguien pensaba que uno del Atleti iba a meter un penalti?», ha bromeado en declaraciones a los periodistas el ‘colchonero’ regidor, justo antes de reconocer que fue un «desenlace desafortunado» el vivido en la inauguración de un campo de fútbol en el distrito de Hortaleza el pasado martes, 18 de febrero.

El alcalde decidió esa tarde lanzar un penalti a portería rodeado de vecinos del barrio y jugadores del club deportivo Oña-San Chinarro, pero el balón entró a portería tras rebotar accidentalmente en la cabeza de un niño y, a continuación, el alcalde celebró el gol, frente al desconcierto del pequeño.