La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afeado este viernes a la oposición las críticas a la exministra de Justicia Dolores Delgado por su designación como Fiscal General del Estado cuando «nunca» se ha «puesto grito en el cielo» por el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, un «exalto cargo» del Gobierno de José María Aznar.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Montero ha asegurado que «a nadie se le ocurriría cuestionar la idoneidad» de Lesmes «por el hecho» de haber ocupado un cargo orgánico en el Ejecutivo del ‘popular’.

La titular de Igualdad se ha referido así al hecho de que el actual presidente del TS y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) fuese director general de Justicia en los gobiernos de Aznar.

«En un PP como el que vemos ahora, de los rudos y los radicales», ha sostenido, para después pedir prudencia y cautela y «juzgar a las personas» no por el puesto que ocupan, sino por que «cumpla con responsabilidad» sus funciones.

En este contexto, Montero se ha expresado acerca de las discrepancias internas del Ejecutivo de coalición. El nombramiento de Delgado como Fiscal General del Estado provocó las críticas por parte de Unidas Podemos, de la que ella forma parte.

«Imposible hacer política sin tener una contradicción»

«Estamos gobernando en minoría y sabemos que tenemos que hacer un equilibrio que implica contradicciones», ha explicado la ministra, que ha reconocido que hay cuestiones en que no cambian de idea. «Pero merece la pena asumir contradicciones», ha añadido.

Así, Montero ha insistido en que es «imposible hacer política sin tener una sola contradicción». «No somos perfectos. Intentamos hacer políticas que cambien la vida de las personas», ha defendido, para después insistir en que este «ejercicio de responsabilidad no implica mentir» a los ciudadanos.

Según ha señalado, «lo ideal» cuando se desempeña un cargo en un gobierno es «debatir internamente y después tener una sola voz con el consenso alcanzado». «Puedo seguir pensando lo mismo, pero soy consciente del rol que ocupo», ha zanjado, según informa Europa Press.