La investigación que habría estado llevando a cabo el fiscal suizo Yves Bertossa sobre la donación multimillonaria que recibió Corinna Larsen, examiga del Rey Juan Carlos, recibe luz por parte del abogado de la misma.

Según El País, el pago estaría relacionado con una cuenta suiza vinculada a una fundación panameña. Precisamente, esto se habría descubierto esto cuando el fiscal jefe del cantón de Ginebra mandara registrar los despachos del gestor de fondos, Arturo Fasana, y el abogado Dante Canonica.

Tal como apuntan declaraciones que el abogado de Larsen ha concedido a El País: “En 2012 nuestra cliente recibió un regalo no solicitado del Rey emérito, quien lo describió como una forma de donación para ella y para su hijo, con los cuales se había encariñado”. Y es que, según ha añadido, Corinna había cuidado al monarca en momentos de “mala salud”.

Debido a las sospechas del fiscal de que se tratase de dinero proveniente de la adjudicación de los presuntos pagos de comisiones de las obras del AVE a la Meca. Por ello, el pasado 19 de Diciembre, Bertossa llamaba a declarar, en calidad de investigados, a Larsen, Fasana y Canonica. Pero, según fuentes de El País, ella ha podido justificar el origen de ese dinero a través de una serie de papeles que acreditan dicho dinero como una donación realizada por una fundación panameña en 2012.

Su abogado ha querido dar luz en el asunto que mantiene implicada a su cliente: “El acuerdo AVE, que merece ser objeto de tanta investigación y en el que nuestra cliente no participó, no tiene conexión con estos fondos. Una mirada rudimentaria a la cronología del origen de los fondos muestra esto claramente”, concluye.

Presuntas irregularidades de Juan Carlos I

Compromís quiere que el Congreso cree una comisión de investigación en el Congreso relativa a las «presuntas irregularidades cometidas» por el Rey Emérito, Juan Carlos I, con el objetivo de que en su caso, se determinen «las consiguientes responsabilidades civiles, éticas y políticas».

«Queremos que, por salud democrática, y de la propia institución, se investigue y se determine cuál ha sido el comportamiento del anterior jefe de Estado», ha explicado el diputado de Compromís, Joan Baldoví.

El diputado tiene previsto registrar su petición este jueves pero todo apunta a que la Mesa del Congreso frenará su tramitación, como ha hecho con anteriores peticiones relativas a la exigencia de responsabilidades a quien ha ocupado la Jefatura del Estado, con el argumento de que el Congreso no puede controlar sus actuaciones.

Compromís ha decidido insistir en que se investiguen las actividades del padre de Felipe VI después de la que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón solicitara, en una comisión rogatoria a las autoridades suizas, todas las indagaciones que la justicia del país helvético ha realizado desde 2018 sobre los presuntos testaferros del exmonarca.

El pasado mes de febrero el diario británico ‘Daily Telegraph’ publicó que Álvaro d’Orleans-Borbón, supuesto ‘testaferro’ del Rey Emérito, cobró una comisión de 50 millones por ejercer como mediador en la venta del Banco Zaragozano a Barclays en 2003. Después, en una entrevista con ‘El País’, negó ser el testaferro del ex jefe del Estado aunque admitió haberle pagado «muchos vuelos privados».