Política

El Gobierno vasco prevé la entrada de Ciudadanos en el Parlamento y modera la caída de PP+Cs

La encuesta del Gobierno vasco augura una victoria del PNV y una mejora del PSE que facilitaría la mayoría absoluta de la coalición gracias a la pérdida de tres asientos de Podemos y dos del PP. Vox no logra escaño.

El candidato de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, junto al líder de Ciudadanos en Euskadi, Luis Gordillo.

El candidato de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, junto al líder de Ciudadanos en Euskadi, Luis Gordillo. Mikel Segovia

La coalicion PP+Cs limitaría la debacle que algunos sondeos le habian apuntado y facilitaría la entrada en el Parlamento Vasco de los dos candidatos ‘en puestos de salida’ de la formacion naranja. Según el sociómetro hecho público hoy por el Gobierno vasco sobre intención de voto, la alianza que encabeza Carlos Iturgaiz obtendría siete escaños, dos menos que en la actualidad, en las elecciones del próximo 5 de abril. Varios escaños anteriores habían situado su representación entre 5 y 6 asientos. En los mejores escenarios, el PP vasco baraja mantener 8 asientos en la Cámara vasca. El sondeo se realizó entre los días 18 y 26 de febrero, en pleno proceso de conformación de listas de la coalición y en vísperas de la fractura entre la dirección nacional del PP y los populares vascos que culminó con la dimisión de Alfonso Alonso al frente del PP vasco.

La entrada por primera vez de Ciudadanos en la Cámara vasca se propiciaría, segun el sondeo del Ejecutivo, gracias a los cuatro escaños que lograría por Alava -uno menos que en 2016-. La lista la encabezan los populares Carmelo Barrio y Laura Garrido y en tercer lugar figura José Manuel Gil, de Ciudadanos. Segun este sondeo, también regresaría a la política Carlos Urquijo, el exdelegado del Goiberno en el País Vasco, que ocupa en cuaro lugar en la lista por Alava.

En el caso de Vizcaya, además de Iturgaiz, el sondeo del Gobierno de Urkullu otorga un segundo escaño por este territorio, que recaería en el líder de Ciudadanos en Euskadi, Luis Gordillo. Finalmente, el séptimo asiento lo obtendría en Guipúzcoa, donde la lista la encabeza una apuesta de la dirección nacional del partido, la concejal de Irún, Muriel Larrea.

PNV+PSE, mayoría absoluta

La encuesta del Ejecutivo vasco prevé que el PNV vuelva a ganar con holgura las elecciones. Lo haría además logrando un escaño más que en la actualidad, hasta alcanzar los 29 asientos. A ello suma un importante incremento del PSE, que pasaría de 9 a 12 escaños, capitalizando la caída de Podemos que se dejaría tres parlamentarios al ver reducida su representación de 11 a 8 escaños. De cumplirse la estimación hecha por el Sociómetro, el gobierno de coalición actual PNV+PSE alcanzaría con facilidad la mayoría absoluta de los 75 escaños de la Cámara de Vitoria al sumar 41 representantes.

La pérdida de peso de Elkarrekin Podemos no recoge sin embargo el impacto del proceso de primarias que derivó en la dimisión de su anterior líder, Lander Martínez. El ya exsecretario general de la formación abandonó el cargo junto al resto de su equipo tras la victoria de Miren Gorrotxategi, la candidata que contaba con el apoyo de la dirección nacional de Pablo Iglesias y que se enfrentó a la candidata de la dirección vasca, Rosa Martínez y que resultó derrotada en el proceso.

El análisis por territorios revela que el PNV no sufriría desgaste en Vizcaya pese a la crísis de Zaldibar, ya que reeditaría los once parlamentarios de 2016. Tampoco le pasaría factura el llamado ‘caso De Miguel’ en el que resultaron condenados por corrupción varios ex altos dirigentes del partido en Álava. En esta circunscripción el partido de Andoni Ortuzar revalidaría sus ocho escaños. Sólo en Guipúzcoa vería mejorar su posición, al pasar de nueve a diez escaños.

El PSE, beneficiado

En este territorio también EH Bildu mejoraría en un asiento su representación, fundamentalmente por la pérdida de tres a dos parlamentarios que sufriría Podemos. La mejora del PNV en cambio se produciría por un trasvase de apoyo del entorno de PP+Cs que reduciría su peso a la mitad, de dos a un solo representante.

En Vizcaya el panorama sería prácticamente idéntico al de hace cuatro años. El único cambio se produciría entre el PSE y Podemos. La lista que encabeza la secretaria general del PSE, Idoia Mendia se haría con el escaño que se dejaría Podemos.

Finalmente, en Alava el gran beneficiado sería el PSE, que mejoraría de tres a cinco representantes su presencia. Tanto Podemos como la coalicion PP+Cs perdería un representante pasando de cuatro a tres y de cinco a cuatro respectivamente. Tanto el PNV como Bildu mantendrían sus ocho y cinco escaños respectivamente.

Comentar ()