Política

Dimite el líder de Podemos Euskadi tras imponerse la candidata a lehendakari de Iglesias

Lander Martínez había apoyado a la candidata Rosa Martínez frente a la aspirante respaldada por la dirección nacional, Miren Gorrotxategi, a la que finalmente las bases han elegido como candidata a lehendakari.

Los cargos de Podemos Euskadi, Nagua Alba, Lander Martínez y Pili Zabala antes de iniciar la comparecencia de esta mañana en Bilbao. EFE

El proceso electoral para la designación de candidatos a lehendakari no sólo ha sido convulsa para el PP. En Euskadi la crisis también ha irrumpido con fuerza en Elkarrekin Podemos, donde su actual secretario general, Lander Martínez (Bilbao, 1989) ha presentado su renuncia esta mañana. El anuncio se produce después de que las bases de la formación hayan elegido a la candidata a lehendakari designada por Pablo Iglesias, la exdiputada y exsenadora de Unidas Podemos, Miren Gorrotxategi, frente a la aspirante que avalaba la dirección en el País Vasco, Rosa Martínez. la victoria de la candidatura de ‘Zubiak’ (Puentes) que encabezaba Gorrotxategi se ha impuesto por un 56,2% de los votos frente a la candidatura de Martínez, bajo la marca ‘Guztion aukera’ (La elección de todos) con un 43,7%.

El hasta hoy líder de la formación ha asegurado que el resultado de la votación le lleva a «dar un paso a un lado» a él y a su equipo para ceder el control de la campaña electoral y del partido, a través de una gestora, al equipo que lidera Gorrotxategi. Por el momento, de manera interina, corresponderá a la parlamentaria Cristina Macazaga ponerse al frente del partido. Desde su fundación, Podemos ha contado ya con tres líderes; Roberto Uriarte -afín a Gorrotxategi e Iglesias-, Nagua Alba -cercana a Iñigo Errejón- y al ya dimitido Lander Martínez, cercano al sector crítico con Iglesias y que ha ostentado el cargo desde el 17 de abril de 2017.

«Hicimos una apuesta y no ha sido la que ha ganado las primarias, no ha sido refrendada y por tanto mi equipo y yo entendemos que debemos dar un paso a un lado». Martínez ha señalado que a partir de ahora se gestionará a través de una gestora el partido hasta la celebración de una asamblea para designar una nueva dirección tras las elecciones. El líder saliente también ha asegurado que renunciará a ocupar el segundo puesto en la lista por Vizcaya al Parlamento vasco -tras la candidata Gorrotxategi- para la que ha sido elegido. Ha señalado que «no tendría sentido estar ahí» después de haber estado defendiendo un proyecto distinto al de la candidata a lehendakari.

Lander Martínez renuncia además a ocupar el segundo puesto por Vizcaya, «no tiene sentido, defendemos proyectos distintos»

El proceso de primarias celebrado ha contado con la participación de cerca de 2.800 inscritos que debían elegir entre la candidatura ‘Zubiak’ (Puentes) que lideraba Gorrotxategi, y la plancha ‘Guztion aukera’ (La elección de todos). Las votaciones se iniciaron el pasado viernes y concluyeron ayer con la victoria de Gorrotxategi, que contaba con el apoyo de los tres diputados vascos en el Congreso, Pilar Garrido, Roberto Uriarte y Juantxo López de Uralde.

En el caso de la candidatura de Martínez, el apoyo de la dirección en Euskadi era público, con el propio secretario general, Lander Martínez como principal apoyo y cuyo liderazgo cree ahora cuestionado por lo que ha presentado su renuncia para seguir al frente de Elkarrekin Podemos.

La decisión supone abrir una nueva crisis en Podemos Euskadi que acumula varios episodios similares tras las dimisiones de sus dos antecesores, Roberto Uriarte y Nagua Alba. En el caso de Lander Martínez la renuncia se produce sólo semanas después de que decidiera dar un viraje a su relación con el Gobierno vasco para facilitar las cuentas del Gobierno vasco. Junto a ello, Elkarrekin Podemos se acercó tanto al PNV como al PSE para respaldar, al menos parcialmente, la propuesta de nuevo Estatuto liderada por los nacionalistas vasco y que plantea una nueva relación 2de igual a igual» con el Estado. Además, a la nueva dirección que le releve le corresponderá reconducir la situación y frenar la pérdida de apoyos que arrastra el partido en las últimas convocatorias electorales y que tendrá en el 5 de abril próximo su próxima prueba de fuego.

A partir de ahora la integración de ambas corrientes se vislumbra complicada tras las posiciones mantenidas por las dos candidatas en la campaña de primarias. Gorrotxategi aseguró que buscó la integración antes de iniciarse el proceso pero que «no fue posible». Aseguró que el problema de la unidad en Podemos Euskadi no radica en la defensa de posiciones diferenciadas sino en las «deserciones, escisiones como ‘Más País’ o las deslealtades en momento clave2 por parte de algunos de sus integrantes, «esos son los enemigos de la unidad».

Comentar ()