España | País Vasco | Política

Casado presenta a Iturgaiz como "aire fresco" y única alternativa a Urkullu

Iturgaiz, Casado y Fernández observan el panel en recuerdo de Miguel Angel Blanco en la sede del PP en Ermua.

Iturgaiz, Casado y Fernández observan el panel en recuerdo de Miguel Angel Blanco en la sede del PP en Ermua. MIKEL SEGOVIA

El presidente del PP, Pablo Casado, ha presentado hoy al candidato a lehendakari de la coalición ‘PP+Cs’, Carlos Iturgaiz, como «la única alternativa posible» a Urkullu y el nacionalismo y como el «proyecto de aire fresco» que requiere Euskadi. En un acto celebrado en Ermua, el líder de los populares ha señalado que es hora de que se rompan de una vez «mucho tópicos» que circulan en torno al PNV «como el de que son buenos gestores y honrados» y así como el de «la supuesta unión de los constitucionalistas» en el País Vasco.

La visita de Casado se produce sólo cuatro días después de la dimisión de Alfonso Alonso al frente del PP vasco tras afirmar que no contaba con la confianza de la dirección nacional del partido. A Casado le ha recibido la presidenta interina del partido en Euskadi, Amaya Fernández, así como los presidentes territoriales, algunos de ellos críticos con la gestión del PP en el proceso preelectoral, como Iñaki Oyarzabal. La frialdad de algunos miembros del PP, así como la ausencia de significados miembros del PP vasco ha sido evidente. Incluso las confidencias y contactos discretos entre los distintos sectores de los populares, fragmentados tras la salida de Alonso, se percibía en la visita.

En su breve intervención en la pequeña sede del PP en Ermua, Casado ha afirmado que Iturgaiz cuenta con toda la confianza del partido y la dirección nacional por su trayectoria «y por lo que representa». Ha recordado que lideró al PP en los años más complicados para hacer política en Euskadi, «suele recordar que ha tenido que enterrar a siete compañeros», y que logró los mejores resultados del partido. Por ello, ee ha mostrado convencido de que logrará un buen resultado el próximo 5-A. Un candidato, ha subrayado, que representa «la triple aleación» que ahora requiere Euskadi y que él conoce bien: Euskadi, España y Europa.

El presidente del PP se ha dirigido de modo especial a los votantes que confiaron en el PNV en ocasiones anteriores. Les ha recordado que la idea de que los nacionalistas son buenos gestores «es un mantra falso» que se ha visto demostrado no sólo por los casos de corrupción, como el ‘caso De Miguel‘, sino también por el modo en el que el Gobierno de Urkullu ha abordado la crisis del vertedero de Zaldibar, «ni son buenos gestores ni defienden los intereses de todos». Ha recordado al «votante de centro derecha» que los nacionalistas están implicados en «casos de corrupción muy graves» en los que ni Urkullu ni el actual presidente del PNV, Andoni Ortuzar, han asumido por ahora responsabilidades.

Superioridad moral

Ha arremetido contra la complacencia con la que se trata al nacionalismo cuando actua de modo ineficaz, como el hundimiento del vertedero de Zaldibar que sepultó a dos trabajadores a los que aún se busca. Casado ha señalado que reclamarán en el Parlamento Vasco la creación de una comisión de investigación para que se esclarezca lo ocurrido, «no puede ser que exista una supuesta superioridad moral del nacionalismo».

El segundo «mantra» falso que ha intentado cuestionar es el de la unidad del constitucionalismo. El presidente popular ha señalado que hoy el PSE es el apoyo del nacionalismo y que Podemos también sale en el rescate del PNV, por lo que «la única alternativa a Urkullu, al nacionalismo sectario es Iturgaiz».

Critica al Gobierno de Pedro Sánchez por haber accedido a la presión nacionalista y estar dispuesto a la cesión del régimen económico de la Seguridad Social, «una puñalada a la igualdad entre españoles», ha dicho. Recuerda que esa transferencia no será buena «ni para los pensionistas vascos ni para los españoles» al arrastrar el sistema vasco un déficit de 4.000 millones de euros «que sale de la caja única»: «Es sólo una prevenda».

Respecto a otra de las transferencias comprometidas con el Ejecutivo de Urkullu, la gestión de las prisiones, Casado ha denunciado que el PP se opone por respeto «a la memoria de las víctimas». Considera que supondrá abrir la puerta a la discrecionalidad en el tratamiento penitenciario a los presos de ETA. Señala que el PP exige que antes de cualquier concesión de beneficio penitenciario a los etarras encarcelados se debe asegurar «un rechazo efectivo de la violencia» para que contribuyan a esclarecer «algo que no es moral ni justo, que más de 300 familias continúen sin saber quién asesinó a su ser querido».

«Es un honor»

El candidato a lehendakari, Carlos Iturgaiz, ha agradecido a la dirección nacional del PP haberle designado como aspirante del PP, «es un honor». Ha reconocido la labor de Casado, «estamos muy orgullosos», ha dicho, «y te vamos a estrujar esta campaña y traerte en muchas ocasiones».

Ante un panel con la imagen de Miguel Angel Blanco rodeado de manos blancas con los nombres de los concejales del PP asesinados por ETA, Iturgaiz ha recorado que el partido en Euskadi se contruyó «con sangre, sudor y lagrimas». Ha reiterado que el eje de su mensaje electoral será la defensa de la unidad de España, la Constitución y las libertades. Iturgaiz ha afirmado que hace no mucho ese espacio «también lo ocupaban otros pero se descabalgaron», en referencia al PSE, «que se han aliado con quienes quieren romper España».

Al término del sencillo acto preelectoral, en el que no han participado representantes de Ciudadanos, Casado ha mantenido reuniones con familiares y vecinos de afectados por el accidente del vertedero de Zaldibar. Posteriormente, el presidente del PP se trasladará hasta las cercanías del lugar donde se produjo el accidente el pasado 6 de abril.

Comentar ()